La cuestión de la "autenticidad".

¿Es posible ser "auténtico" en redes sociales? Spoiler: no lo creo. 

El tema es espinoso. La respuesta cambiará dependiendo a quién le preguntes aunque para mi es tan obvio como preguntar si Kim Kardashian tiene cirugías estéticas. Recuerdo hace tiempo un instagram de desayuno en la cama que fue motivo de álgida discusión: la foto incluía todos los props dignos de su categoría pero los huevos estrellados no estaban sobre un plato, sino sobre un sartencito encima de una hornilla, como si la autora de la foto los estuviera cocinando el momento. 

(Lo siento, ya no la encontré para ponerla, pero seguro saben a lo que me refiero).

Una foto publicada por Jules & Joy Gifts 🍁🎁🎀🍾🏷🎉 (@julesandjoygifts) el


Y medio mundo furioso porque ¿a quién pretenden engañar con esa foto?

Bueno, a estas alturas me da mucha, mucha flojera tener que teclear que Instagram no es la vida real. Hay quién dice que Instagram en una colección de infomerciales y giveaways y que está de hueva. Yo estoy de acuerdo a medias: sí, Instagram se ha convertido en una especie de catálogo universal pero solo está de hueva si sigues a puras blogueras de moda que tienen un giveaway cada semana.

A mi me encantan las fotos de producto en Instagram y sigo marcas que ni siquiera venden en México, como Bloomingdale's o Target. Sus fotos me inspiran.

Una foto publicada por Target Style (@targetstyle) el


Pero el tema no es ese. El tema era la autenticidad. ¿Es posible ser auténtico en Instagram? A lo mejor se puede pero ¿quién quiere ver eso? Yo no quiero ver fotos de chicharrón en salsa verde porque aunque me encanta el platillo me parece que fotografía HORRIBLE. No quiero ver fotos de baños desordenados, clósets revueltos o portadas de libros sosos y aburridos. Quiero eso que algunos llaman "falsedad" y que yo, en un arranque llamaré "el lenguaje" de esa red social. 

Y luego viene el argumento de que Snapchat es mejor porque es más auténtico. Mmmmmh. Tal vez sea menos curado, menos retocado y más inmediato entre la toma de la imagen y la publicación de la misma pero, ¿más auténtico? 

Snapchat tampoco es un documental. Cada quién elige lo que muestra y hay quién solo publica cuando está en la fista con sus amigos, almorzando en un buen restaurante, en un lugar con vista increíble o sus preciosos hijos haciendo alguna monería. Y está bien, no quiero entrar a Snapchat a ver un niño teniendo un berrinche feo o el final de una fiesta llena de botellas vacías y alguien echado en el sofá con tremendo blackout (seguro lo hay, pero no es lo que me interesa).

Es como cuando los "influencers" o las marcas pretenden hacer pasar una publicación pagada como algo "orgánico y natural", es decir publicarlo de tal manera que "no se note" que es un anuncio. ¿En serio creen que se puede hacer eso?

Mi conclusión es que no existe la autenticidad en redes sociales y eso no está bien ni mal, simplemente así es. En la medida en la que lo repitiéramos lo suficiente estaríamos tan convencidos de ello como lo estamos de que Superman no existe. Menciono a Superman porque es el típico ejemplo que se daba cuando hablábamos de lo dañino de la televisión: un niño se puso una capa, se aventó desde lo alto y se rompió el peroné, bla bla....

Mi hija aún es muy pequeñita pero si fuera más grande ese sería el mensaje que me gustaría darle: nadie, absolutamente nadie es "auténtico" en redes sociales. Elige las mentiras  las ficciones que quieres consumir y disfrútalas, pero no olvides que eso que ves solo existe dentro de una pantalla. 



No hay comentarios

Back to Top