androginia, ironías y rockstars: todo eso, en París

Faltan aún dos jornadas de esta Semana de la Moda de París, pero ya hemos visto suficiente como para ir detectando tendencias o confirmando abrumadoramente otras. Estas son mis notas del fin de semana y de ayer lunes.

Junya Watanabe.
Lo más evidente son las rayas marineras, no es para nada Dior pero si que está emparentada con ello respecto a lo naútico (por otro lado uno de los clásicos de cualquier verano).


Además ¿Junya apuesta a que se quedan las cabelleras de colores?.


Una colección muy femenina exceptuando el calzado que es, nuevamente, plano y con aspecto masculino.


Viktor & Rolf.
Mesuradísimos para lo que nos tienen acostumbrados, presentaron infinitas variaciones sobre la camisa masculina. El aspecto masculino en realidad nunca deja de estar de moda y la androginia lleva un rato en el panorama, pero para la próxima primavera-verano, es ley (vale, es un decir, nada en moda es "ley", pero luego si pasa que toda la banda medio se pone de acuerdo).


Por supuesto estos muchachos no podían pasar de sus toques "irónicos" traducidos esta vez en los bajos del pantalón convertidos en puños de camisa. Aunque ni Viktor ni Rolf son Yves Saint Laurent y es más sencillo ser irónico que reinventar por completo el uso de una prenda o un traje (estoy pensando en el smoking femenino).


La colección es juguetona pero usable, con looks tan depurados que incluso llegan a la camisa blanca y el pantalón negro, lo cual tiene su peligro: puedes ser tan elegante que parezcas las dueña del antro, o tan anodino que te confundan con la mesera.

Jean Paul Gaultier.
Gaultier diseña para estrellas de rock, pero para las verdaderas. Es decir no para las flacas disfrazadas de estrellas de rock (vease Balmain).

Será que ya tiene experiencia...


Por cierto, jamás me han gustado los drapeados, pero qué le hacemos, ni modo que le mande un meil "Querido Jean Paul, creo que deberías reconsiderar el uso del drapeado..."

En esta colección hay varios elementos que hemos estado viendo mucho: calzado masculino (concretamente botas Dr. Martens 'intervenidas'), cuero (para primavera), prendas típicamente masculinas (revisitadas), todo pasado por el filtro Gaultier.

Céline.
Totalmente triunfante en los racks de Zara (¿hay mayor constatación del triunfo que esa?) y cúspide del minimal, visto desde Phoebe Philo.


La ejecución es irreprochable, pero creo que me quedo con los detalles de colores que se pueden copiar desde ya. Estos looks tan ascépticos en realidad me causan un poquito de angustia.

John Galliano.
Teatral como siempre y engañoso, porque la estridencia con la que presenta su colección suele distraer de la naturaleza de las prendas.


A mi a veces me gustaría tener más caracter para vestir y a veces me gustaría verme como una chica Galliano, a medias entre la contención femenina y la drama queen.


Givenchy.


Tisci está más dark que nunca, trabajando sobre sus propios temas. Si te gusta lo dark o los temas de Tisci, está colección te hará muy feliz. A mi un poco me da lo mismo.

Stella McCartney.


Las enfermeras van de Prada pero las pacientes van de Stella.

(pd. ¿se queda la mezclilla otro verano? // a esto me refería con las cosas que nunca se van... ahora "está de moda la mezclilla" como si hubiera dejado de estarlo desde que pasó de ser un textil para trabajadores a ser el más pop de todos).

Yves Saint Laurent.
Después de mucho intentar, por fin puedo aceptar que no me emociona el trabajo de Pilati. Aunque yo que voy a decir, buenos cortes, coherencia en las propuestas, elegancia la necesaria para llevar la etiqueta "Yves Saint Laurent". Pero no me encanta ¿hay algo malo en mi, doctor?


Y ahora, con su permiso, me paso al twitter porque ya todos están chismeando sobre la colección de Chanel. Hasta mañana.

3 comentarios

  1. Diría que solo me gustó Junya, lo demás para mi no me asombra tanto, aunque claro, cosas bonitas de esas que me suelen hacer sonreir, si, hay varias, pero ya lo he visto antes.

    Saludos! (n_n)

    ResponderEliminar
  2. Vivan los zapatos oxford planos! Y, claro, el pelo colorido de Junya Watanabe.

    La verdad, a mi sí me gustó YSL, especialmente ese jumpsuit. Es cuestión de gustos y personalidad (ya dices tú que soy una "lady" y tú una drama queen jajaja).

    Fantástica la observación de Stella McCa. Lo mismo pensé sobre la mezclilla y el aspecto de bata hospitalaria...

    ResponderEliminar
  3. Soy fan declarada de Galliano, me gusta mucho los colores y el estilo, como bien dices, algo teatral. Y Gaultier, bueno, es que yo soy una chica rock y todo lo que tenga involucrado botas industriales me interesa. Sí sí sí
    un abrazo!

    ResponderEliminar

Back to Top