Consejos de belleza para principantes

Cuando eres principiante en cualquier tema, todo parece cuesta arriba. Piensas en lo que te gustaría lograr y sientes que la meta está increíblemente lejana. Y en parte es cierto. Sin embargo, que sea lejana no quiere decir que sea inalcanzable. Ahora que veo a qué velocidad aprende cosas mi hija me doy cuenta de que "rápido" o "lento" son términos bien relativos. ¿Rápido respecto a qué? Ella tiene tres años y todavía no habla bien, pero imagínate que tú en tres años, sin ir a clases, pudieras comunicarte en un idioma del que no sabías absolutamente nada.

Lo mismo pasa con la cosmética. Al principio todo es un poco un misterio: cuál crema sirve para qué cosa, en qué orden se aplican los productos, qué ingredientes son buenos para tu piel y cuáles no le hacen bien. Bueno, muchas al principio no sabemos ni qué tipo de piel tenemos (yo ahora ya lo sé). 

Así que espero que este post despeje esas dudas para las que no son expertas en cosmética o bloggers con muchísimos productos disponibles para probarlos. Porque, encima de todo, la cosmética no es barata -aunque puede ser asequible si sabes qué comprar-.


Estos son mis consejos para iniciarse en el cuidado de la piel y el mundo de la cosmética en general:

1. Ve al dermatólogo, aunque sea una vez, a una consulta general. Un profesional te puede decir qué tipo de piel tienes, que ingredientes cosméticos le vienen bien y cuáles no, qué cosas debes hacer diario y qué otras evitar. 

2. Humecta tu piel diariamente. No necesitas ningún humectante fancy o caro, en las farmacias dermatológicas puedes encontrar productos de buen precio y excelente calidad. Quizá no te parecerán exactamente "baratos" pero si los usas adecuadamente te durarán mucho y vale la pena el gasto. 

3. Lávate la cara rutinariamente, pero no exageres con la limpieza. Lavar la cara demasiadas veces al día es contraproducente y exfoliar más de la cuenta en verdad hace mal. Igual, no lavarla creo que es algo que no tengo ni que explicar. 

4. Usa productos adecuados para tu piel, si es seca, grasa, mixta, etc. A veces te pueden ayudar las vendedoras en los departamentales, pero es mejor que lo haga un dermatólogo porque las vendedoras como pueden ser excelentes como pueden ser apáticas o pueden querer venderte lo que les de la gana. 

5. Prueba, prueba y prueba. En esto, como en muchas cosas, el método de ensayo y error puede dar buenos frutos.  Claro que eso a veces no es tan sencillo como suena o no puedes probar tantas cosas como te gustarían. Afortunadamente puedes encontrar sitios para probar productos gratis y opinar donde no solo encontrarás muchísima info para saber por donde empezar, sino que también puedes compartir tu sabiduría y obtener algunas ventajas a cambio.

6. Crea una rutina de belleza. Al respecto ya escribí un post detallado que puedes leer aquí

7. Siempre usa filtro solar. No importa si tu rutina es complicada o simple, si solo usas agua micelar para limpiar y un buen humectante o si gastas miles de pesos en productos cosméticos. Algo que tienes que hacer sí o sí es usar filtro solar si quieres evitar que tu piel esté reseca y que aparezcan en ellas arrugas prematuras y manchas de diversos tipos. 

¿Cómo es tu rutina de belleza? ¡Cuéntame en los comentarios!


No hay comentarios

Back to Top