los secretos del iluminador

¿Para qué sirve -ya, en serio- el iluminador? ¿Dónde se coloca exactamente? ¿Cómo se coloca? ¿Qué es el contouring y el strobing y qué tienen que ver con el iluminador? ¿Sirve para dar un efecto natural o dramático?

Bueno, pues todas esas preguntas y algunas más las respondimos en un post especial para Ser y Hacer en el que Sofi Lascurain de My Philosophie sirvió como nuestra modelo. Algo así como Sofi Explains it All sobre el iluminador. Entra aquí y lee el manual que preparamos.

En la foto: Sofi usa el tono Summer del Glow Kit - Sun Dipped de Anastasia. Exclusivo de Sephora. 

Lo que no vas a encontrar en aquel post, y por eso lo publico acá, son las marcas de iluminadores que probamos. Los productos específicos están en la siguiente foto y son: Shimmer Brick Compact Rose de Bobbi Brown, High Beam Liquid Highlighter de Benefit, Pure Color All Over Illuminator Bronze Goddess de Estée Lauder, Point D’Encrage Highlighter Memoire de Forme de Givenchy, Orgasm Iluminator de Nars, y el Glow Kit Sun Dipped de Anastasia. A continuación les comparto mis impresiones sobre cada uno de ellos. 


1. Shimmer Brick Compact Rose de Bobbi Brown. Es uno de los best sellers de la marca y existe desde mucho antes de que empezara el furor por el iluminador. A mi me gusta para usarlo en hombros y escote porque en realidad es muy sutil y me parece que en el rostro no se termina de apreciar. Eso sí, es perfecto para llevar en el cuerpo sin que se vea exagerado. Lo mejor es colocarlo con una brocha grande como la Bronze Blush también de Bobbi Brown. En México encuentras la marca en Sephora.

2. High Beam Liquid Highlighter de Benefit. No soy especialmente fan de Benefit. Digo, me súper encantan sus empaques como a todo el mundo pero siento que sus pigmentos me quedan a deber. En el caso de este iluminador, fue el que dió el efecto más sutil de todos, así que seguramente te gustará si te gusta el maquillaje muy natural y posiblemente también te funcione si eres de piel muy blanca. Lo mejor es colocarlo con los dedos. También lo encuentras en Sephora.

3.  Pure Color All Over Illuminator Bronze Goddess de Estée Lauder. Este iluminador en barra es uno de mis favoritos. Tiene buena pigmentación y brillo y por su presentación es muy fácil trabajarlo con los dedos. No les voy a decir mucho porque me parece que en México no se quedó en el catálogo así que ya no lo consigues, pero puedes visitar los mostradores de Estée Lauder en Palacio de Hierro y seguramente las vendedoras te sugerirán alguna alternativa. 

4. Point D’Encrage Highlighter Memoire de Forme de Givenchy. Los cosméticos de Givenchy son una delicia: no solo son bonitos, también tienen excelente calidad. Este iluminador es un gel que aporta a tu piel un resplandor saludable. También es una edición especial para la primavera de este año y me parece que ya se agotó, pero igual todavía puedes preguntar por él en Palacio de Hierro. 

5. Orgasm Iluminator de Nars. Este lo tengo desde hace años y lo voy reponiendo cuando se termina. Aunque luce muy bien en el rostro (se aplica con los dedos) a mi me gusta más mezclarlo con mi crema humectante y ponérmelo en las piernas, hombro y escote. De hecho esta foto también para Ser y Hacer esta truqueada: traigo iluminador en las piernas, no crean que mi piel se ve así de resplandeciente al natural. Lo consigues en Sephora.

6. Glow Kit Sun Dipped de Anastasia. De todos los iluminadores que probamos en Sofi, este fue mi favorito. Se trata de una paleta con 4 tonos metálicos de iluminador en polvo que dan un efecto súper luminoso y se pueden usar juntos o separados. Los cuatro tonos son bastante universales, dos son oscuros y dos son claros por lo que solo necesitas esta paleta para conseguir todos los efectos de contouring (definir y delinear) y de strobing (iluminar). Además puedes utilizarlos como sombras de ojos, rubor (dependiendo de tu tono de piel) o polvo bronceador así que su versatilidad justifica el precio, que tampoco es tan elevado. Está a la venta exclusivamente en Sephora. 

¿Tú tienes algún iluminador favorito? ¡Cuéntame en los comentarios!




0

cómo empezar a comprar accesorios de lujo

Chanel, Dior, Gucci, Givenchy... Esas marcas que te encantan pero que no te puedes permitir. Quizá tengas un labial, un perfume o unos lentes pero, ¿una bolsa? De ninguna manera es posible.

O tal vez sí. 

Hace unos días encontré este post: How I started buying key pieces, en el que una blogger cuenta cómo cambió un clóset lleno a reventar de prendas de ASOS por uno mucho más curado con algunas piezas de marcas de lujo. En el link lo puedes leer completo pero si no lees inglés hice un pequeño resumen. 


Creo que antes hay que aclarar que este post tampoco es para todos. La autora es alguien que de por sí gasta ya una cantidad mensual considerable en ropa y accesorios, así que tampoco es tan sencillo como "deja de comprar 12 pares de Zapatos de Zara" (aunque un poco sí. Mira aquí lo que tienes que sacrificar para comprar la playera "We should all be feminists" de Dior). Por otro lado, aunque quizá no te identifiques por completo con lo que vas a leer, hay algo que todas podemos hacer por nuestros guardarropas: comprar menos, pero mejor.

Ahora sí, el resumen del post de Kate La Vie.

En algún momento del año pasado estaba alístandome para llevar a la tienda de segunda mano otra bolsa llena con un montón de vestidos florales -que me puse una sola vez- y me di cuenta de que lo estaba haciendo todo mal. Supe que quería ser una de esas personas que poseen menos cosas. Quería que cada objeto que poseo me hiciera feliz, así que decidí hacer algunos cambios. Esta es la historia de cómo empecé a comprar piezas clave que me encantan a la vez que reduje mis compras en ASOS.

Aunque sigo comprando el 90% de mi ropa y accesorios en las tiendas asequibles, ya no desperdicio como antes. Esto significa que ya no hago compras de pánico, no compro piezas rarísimas que luego no me pongo y ya no compro vestidos que me pondré una sola vez en alguna ocasión especial. Ahora trato de comprar piezas que de verdad me gusten y puedo decir honestamente que amo todo lo que tengo en el guardarropa. Antes compraba una selección totalmente aleatoria de ropa 'trendy' de cualquier marca. Lo hacía sin orden ni concierto y mucha de esa ropa terminaba donándola. Ahora prefiero una blusa que pueda usar durante varias temporadas aunque sea costosa, en vez de un montón de cosas más baratas que no van a durarme nada.

Ahora que compro piezas más costosas, no quiero desperdiciar mi dinero algo si no lo no voy a usar muchísimo. Los bolsos son un buen ejemplo: ¿me durará para siempre o me aburrirá a las pocas semanas? Primero renuncié a comprar el Faye de Chloé, pero después de anhelarlo durante un año completo, supe que tenía que ser mío. También trato de considerar el "costo por uso" de las cosas que compro: el otro día regalé un bolso de Topshop de 40 libras (930 pesos aprox) que usé una sola vez, esto quiere decir que el "costo por uso" fue de 40 libras. Por otro lado, compré la Soho Disco de Gucci por 450 libras (10,400 pesos) y la he usado como 3 veces por semana desde que la compré en enero, así que el "costo por uso" anda en 9 libras (200 pesos) y pienso seguirla usando muchas veces más. Antes compraba bolsas asequibles varias veces al mes, pero ahora que tengo algunas de diseñador, ya no lo hago más.

***

OK. Como les decía, no todas compramos varias bolsas de 900 pesos en un mismo mes, pero qué tal en un año. Creo que esa fue la parte que más me gustó del post: una vez que tienes un bolso de lujo, ya no quieres seguir acumulando montones de bolsas fast fashion. Yo me compré uno de Proenza Schouler hace unos meses (rebajadísimo en Palacio de Hierro) y lo uso con todo, siempre, y no pienso volverme a comprar otra bolsa posiblemente en todo 2017. Lo mismo con mis ballerinas de Miu Miu. Ahora, mis planes de compra de ropa y accesorios abarcan todo el año, solo así me parece posible tener un día un brazalete de Hermès y unos aretes de Tiffany. Por otro lado, más allá de que quieras comprar marcas de lujo o no, lo que sí no está nada bien es comprar cosas para usarlas una o dos veces y deshacerte de ellas. No encuentro ninguna justificación para hacer eso.

¿No te gustaría cambiar un guardarropa repleto de cosas equis por uno con pura ropa y accesorios que ames?



0

test: cómo hacer la maleta según tu personalidad

Las vacaciones (cualquier vacación) son un excelente pretexto para ir de compras. Hay algunos básicos que debes considerar sí o sí -dependiendo de tu destino- pero también es el momento de hacerse con uno que otro caprichito de temporada. Si esta semana santa vas a la playa o a algún otro  destino con actividades acuáticas o si, como yo, te quedas en la ciudad pero piensas pasar un buen rato al aire libre, responde este test y mira cuáles son los básicos que debes y los caprichos que quieres llevar en la maleta.

Bikini: Zingara.

1. Cuando vas a la playa, ¿cuáles son tus actividades favoritas?

a) Las más sporty: jugar volleyball playero, kayak, salir a correr en las mañanas.

b) Las más haraganas: hojear revistas en una tumbona, tomar piñas coladas en el bar del hotel, ver el atardecer. 

c) Las nocturnas: ir a la mejor disco del lugar, quedarme despierta hasta la madrugada, conocer gente en fiestas.

 Vestido: Juicy by Juicy Couture

2. ¿Cómo es tu traje de baño?

a) Ideal para nadar: de cuerpo completo, con las tiras cruzadas para evitar accidentes. 

b) Básico, lo que me importa es estar cómoda.

c) Siempre de acuerdo a la tendencia de la temporada.

Bikini: Women's Secret
3. ¿Qué te gusta hacer en vacaciones?

a) Ir al gym sin prisas o salir a correr a lugares a donde no me da tiempo normalmente. 

b) Leer, ver películas, ir a tomar café con mis amigos. 

c) ¡Ir de compras!

 Looks totales: Oysho

4. Es domingo. ¿Qué se te antoja para desayunar?

a) Un power breakfast cargado de proteínas porque voy a hacer ejercicio o un desayuno saludable porque soy súper disciplinada y no me importa que sea domingo. 

b) Comfort food en cualquiera de sus modalidades.

c) Lo que sea, pero que sea en el bruch de moda de mi ciudad.

***

¿Lista para los resultados?

MAYORÍA DE A - Eres Sport Billy, la sporty Spice o cualquier otro personaje súper deportista más moderno (que no conozco porque todas mis referencias son del siglo pasado). Te encanta estar en forma y no renuncias a hacer ejercicio simplemente porque sean vacaciones. Estás orgullosa de tu cuerpo y te gusta lucirlo. Tu básico para esta temporada: un protector solar que te aguante el ritmo y resista el agua y el sudor. Tu capricho de temporada: Unos lentes de sol súper divertidos.

Blusa: Old Navy + Lentes: Marc Jacobs + Protector solar: Advanced Protection Sport Performance de Banana Boat + Sandalias: Aldo + Bikini: Desigual + Delineador de ojos a prueba de agua: Bobbi Brown.

MAYORÍA DE B - A ti que no te lleven a hacer senderismo y que no te acerquen ni un snorkel, para ti las vacaciones son para descansar y ponerte al día con ese libro o esa serie que tienes pendiente. Lo único que quieres es una hamaca y un coctel. Tu básico para esta temporada: lo tuyo es la ley del menor esfuerzo, así que necesitas un rastrillo que funcione con una pasada y te ahorre la necesidad de usar crema de afeitar. Tu capricho de temporada: un sombrero que puedas usar en la playa, junto a la alberca, en cualquier terraza o hasta en el parque si te quedas en la ciudad.


Lentes: Céline + Blusa: Old Navy + Sombrero: Zingara + Rastrillo Venus Breeze de Gillette + Protector solar: Ultra Defense Sheer Protect de Banana Boat + Shorts: Juicy by Juicy Couture + Traje de baño: Zingara + Sandalias: Havaianas.

MAYORÍA DE C - No te importa el destino, siempre se puedan hacer buenos instagrams. A estas alturas de la primavera ya sabes cuáles son las prendas y accesorios que están de moda y si no los tienes te harás con ellos muy pronto. Tu básico para esta temporada: Un traje de baño cero ordinario. Tu capricho de temporada: una fragancia de edición especial exclusiva para esta temporada.

Bikini: Bimba y Lola + Clutch: Express + Perfume: Fiesta Carioca de Escada + Brazalete: Express + Aceite para broncear: Banana Boat + Blusa: Express + Shorts: Express + Lentes: Tommy Hilfiger + Sneakers: Vans x Kendra Dandi.

***

¡Felices vacaciones!

 Bikini: Oysho


0

todo lo que puedes hacer con una mascada

When I wear a silk scarf I never feel so definitely like a woman, a beautiful woman.
Audrey Hepburn 

Los íconos de estilo del siglo pasado dominaban el arte de la mascada en el pelo: Audrey Hepburn, Grace Kelly, Brigitte Bardot, Jackie Kennedy y así podría seguir. Para mi, el gesto de anudarse una mascada en el pelo va inevitablemente asociado a la idea de ir en un convertible (o en un yate) rumbo a un destino paradisíaco.

Sophia Loren 

Es una idea grandilocuente, lo sé. Sin embargo ese mismo toque de glamour es reproducible a escala cotidiana. Un pañuelo de seda atado a tu bolsa tiene la misma cantidad de coquetería pero concentrada en un gesto de tamaño manejable.

 Express primavera 2017
 La magia de las mascadas, pañuelos y bufandas de seda es esa: dar un toque de glamour vintage sin apenas esforzarte.

Hermès

Por ejemplo, si sustituyes un cinturón por una mascada, eso cambia todo el feeling de tu look estándar de pantalones de mezclilla y playera blanca. Y si hace una mascada hace magia con tus básicos, mira lo que hace si vas un poco más allá:


Las mascadas se pueden llevar en el cuello o en las muñecas a manera de brazaletes, se pueden llevar en invierno o en verano, pero ciertamente no hay nada más primaveral que atarse una en el pelo. ¿Un truco extra? Si no es de seda rocíala ligeramente con tu perfume...

El límite es la imaginación.


Además de todo lo anterior, las mascadas en el pelo cumplen la función de protegerlo de los rayos del sol igual que tu crema con filtro solar protege tu piel. Si vas a pasar un largo rato bajo el sol o si darás un largo paseo por la ciudad o la playa tu cabello inevitablemente va a sufrir las consecuencias pero puedes aminonarlas con la simple acción de usar una mascada.


He aquí una pareja perfecta para tu cabello en vacaciones: una mascada y un shampoo como Kérastase (la gama Soleil está diseñada específicamente para prevenir los daños del sol, del agua de mar o del cloro de las albercas) ¿Lo mejor? Que ambas cosas vienen juntas. Esta temporada Kérastase te regala una mascada en la compra de dos de sus productos -de cualquier línea- en tu salón más cercano (encuentra el tuyo aquí). Ya después tu decidirás si la quieres llevar en el pelo, en la muñeca, en tu bolso, en el cuello, en la cintura...

Tory Burch primavera 2017

Eso sí, de todas las cosas que se puede hacer con una mascada, lo que a mi más me gusta es usarlas cuando voy a la playa para evitar que mi cabello se esponje tanto como el de Mónica Geller. Si a ti también te pasa, a lo mejor te gustaría probar estos peinados que proponen los estilistas de Kérastase.



Larga vida a las mascadas.



0
Back to Top