Invierno 2016: tendencias de belleza

Una regla de belleza en desuso dice que si llevas el maquillaje muy cargado en los ojos dejes tus labios naturales o viceversa: si usas un labial súper rojo y llamativo, no te hagas un smokey eye. Afortunadamente estamos en un momento en el que la única regla es "todo se vale" y eso nos inspira a jugar mucho más con nuestra ropa y nuestro maquillaje.


Ahora que está de moda experimentar libremente con diversos efectos en nuestro maquillaje, también está de moda el extremo contrario: el famoso "no-makeup makeup" que no es otra cosa que un maquillaje de aspecto muy natural. Y que nadie se engañe, la industria cosmética en lo último en lo que está interesada es en que se ponga de moda la cara lavada.


Yo no creo (nunca he creído) que el maquillaje deba ser un mandamiento o una obligación pero mientras más aprendo de cosmética más claro me queda que casi nadie tiene una piel "perfecta". Esto es, sin manchas ni poros y con un resplandor natural... Mi hija sí que tiene la piel perfecta -incluyendo las mejillas rosadas y todo- pero tiene dos años así que desestimaré ese ejemplo.


En un mundo ideal, salir a la calle sin una gota de maquillaje no debería ser noticia ni objeto de crítica. Pero no estamos en un mundo ideal y las famosas "sin maquillaje" siguen siendo noticia lo cual me parece un arma de doble filo: Alicia Keys sin maquillaje y perfecta en la portada de su último disco tanto puede ser inspiradora como un elemento más de presión... ¿cómo me voy a ver así de bien sin una gota de maquillaje?


Como sea, aquí lo importante no es compararse con nadie, menos con una famosa en una foto profesional con toda la producción del mundo. Lo importante es la inspiración y en el caso del "no makeup" de Alicia Keys el iluminador es clave.


Últimamente soy muy fan del iluminador. Tengo un montón de ellos que obtuve como muestras para prensa pero en realidad me hice fan cuando mis amigas empezaron a usarlo. Ver el resplandor de sus pómulos fue como un oh my god quiero lo mismo que la señorita. El iluminador es lo contrario a la lencería fina: la lencería te la pones y nadie más que tú se da cuenta de que la traes; el iluminador tú no lo notas pero la gente que te ve, sí.

Iluminador en crema de First Aid Beauty FAB. De venta exclusiva en Sephora

Una de las tendencias de belleza de este invierno se basa en dos productos que no suelen ser protagonistas: el rubor y el iluminador. Se trata de dejar descansar un poco a la sombra de ojos y a la barra de labios para centrar la atención en las mejillas y resplandecer sin estridencias.


Me encanta.

Si quieres probar un look así, necesitas una base de maquillaje natural (BB Cream y polvo puede ser suficiente, o un producto como Teint Couture Balm, de Givenchy, que tiene más cobertura que una BB Cream pero menos que una base de maquillaje), tu rubor de siempre y un iluminador. Actualmente mi favorito es el de First Aid Beauty porque es súper brillante pero si quieres darte un gustazo, puedes probar con la paleta Champagne Collection de Becca: tiene tres tonos de rubor para jugar y lograr diferentes looks (porque los tres quedan con todos los tipos de piel, pero el efecto de cada tono es bien distinto) y dos espectaculares tonos de iluminador.



Para lograr un look como el de las fotos que acompañan este post, el truco es dar unos toques de iluminador donde normalmente hay brillo (pómulos, entre nariz y labios y en el puente de la naria) y un poco de color donde de por si tu rostro tiene color (labios y mejillas). Completa el look con una cera para cejas, una capa de mascara de pestañas y humectante o tinta de labios.

Yo definitivamente lo quiero probar para la cena de Navidad.





0
Back to Top