Mayo tiene un solo día.

Decirlo es un lugar común, pero lo es porque no hay otra manera de decirlo: tener un hijo cambia tu vida, tu tiempo y tu forma de pensar. Todas las jerarquías y prioridades en tu vida se trastocan. Cuando pensabas que alguna vez te habías esforzado hasta el límite de tu capacidad, te das cuenta de que todavía tienes más fuerza de la que pensabas...


Ser mamá es una experiencia extrema. Por eso me parece doblemente importante dejar en paz a aquellas que deciden no serlo. Y por eso, en esta era de blogs y bloggers, me gusta encontrar a otras mamás que inspiran y a quienes admirar. 


Por ahí ese fue el mismo principio de la campaña de este año de El Palacio de Hierro, para la cual se eligieron a tres hijas con sus mamás, porque al final no habemos unas sin las otras. Las fotos, protagonizadas por  Saskia Niño de Rivera, Mariana Baños y Lourdes Berho son de la autoría de Ricardo Trabulsi. Se trata de un homenaje a mamás mexicanas reales. 



Más allá de las mujeres cuyos rostros aparece en las fotos, la campaña de El Palacio de Hierro me hizo pensar en otras mujeres. Por ejemplo, aquellas que atiende la fundación REINSERTA, madres que viven con sus hijos dentro del reclusorio Santa Martha Acatitla. 


O aquellas con quienes trabaja la Fundación Origen, un organismo que da apoyo y capacitación a las mujeres de escasos recursos para que descubran su potencial y eleven su calidad de vida de forma integral. Estos son los proyectos al frente de los cuales están las mujeres elegidas para la campaña Mayo tiene un solo día. El tercero es la Casa Hogar Alegría, un orfanato para niñas que carecen de un lugar para vivir.


Ser mamá para mi implica, entre muchas otras cosas, pensar inevitablemente en el otro. Y, cómo les decía, la condición inevitable para serlo es la existencia de ese otro. En este caso, mi hija. 
 
Por eso me gustan los videos que acompañan este post. ¿Qué respondería tu mamá si le preguntaras lo mismo?



1 comentario

Back to Top