11.05.2015

OtterBox y otras 5 cosas que me hacen fácil la vida de mamá

Mi hija está a punto de cumplir su primer año. Ha sido emocionante verla crecer y aprender cosas: desde la primera sonrisa, cuando descubrió que podía aplaudir, los primeros besos babosos o ayer apenas que cruzó caminando el estudio apoyada en un montable. 

Eso si, ahora que ya se desplaza sola y quiere explorar todo, es un torbellino bebesiano. Héctor dice que le encantaría una película de acción donde el peligro fuera un bebé gigante de 100 metros suelto en la ciudad...

Y tanta feroz actividad implica proteger algunas cosas ante los ataques de bebedzilla. Como mi preciado celular.



En este año le he agarrado mucho cariño a ciertas cosas que me hacen la vida más fácil. Algunas son muy evidentes, otras no tanto, se las comparto porque nunca se sabe, igual tú tampoco lo habías pensado.

1 - Vaporizador de agua mineral. 

Siempre traigo en la mochila uno pequeño y lo adoro. Es que con todo y las toallitas húmedas, no hay nada como el agua, especialmente cuando se trata de limpiar una carita embarrada de algo pegajoso o mis propios dedos. Sé que podría traer un atomizador de agua normal pero este es un lujo -muy práctico- que me gusta darme. 

2 - Mochila, claro está. 
No me veo con una pañalera, esa cosa enorme que se me resbala del hombro y/o ocupa una de mis manos. En la mochila no sólo cabe todo lo que puedo usar en un paseo, sino también lo que se vaya acumulando en el paseo, si es que hacemos una parada en el súper o se me atraviesa un puesto de revistas. Mira algunas opciones padres en este post.

3 - Nescafé Dolce Gusto.
¿Quién tiene tiempo de prepararse un café cuando hay que dar de desayunar a una hija y luego tomar una llamada laboral en skype? Y ahora nada de que "me salto el desayuno" que yo podré seguirmelo saltando pero mi bebé no. Así que entre cucharada y cucharada de avena con fruta, le doy al botón de mi Dolce Gusto y mi dosis de cafeína está lista casi sin mi intervención.

4 - Mascarillas Sephora.


Lo mismo con las mascarillas: ya no tengo tiempo de preparar una pasta con ingrediente naturales, dejarla reposar, ponérmela cuidando de no hacer tanto tiradero... Por eso me encantan las mascarillas  de Sephora listas para usar. Se abren, se colocan, en 15 minutos puedo ir preparando las cosas para el baño de bebé y fin, spa exprés para mi carita.

5 - Uber. 
Entiendo todas las críticas que se le hacen a Uber y aún así soy muy fan del servicio. No saben que frustrante es parar un taxi y que la carreola no quepa en la cajuela porque el conductor la trae llena de chácharas. Las unidades de Uber siempre traen espacio en la cajuela, el conductor se ocupa de abrirme y cerrarme la puerta (con un bebé en brazos eso es una bendición) y es una delicia bajarse y no tener que batallar con el pago y monedas que se caen al piso, monederos al fondo de la bolsa, etc. 

6 - Cases de OtterBox.


Con todo y la mochila y la ayuda de los conductores de Uber, mi teléfono nunca está seguro. Años lo he tenido sin protector y sin rayones y de pronto en unos meses se me cayó tanto y le pasaron tantas cosas que necesité con urgencia ponerle un case. Los de OtterBox son perfectos para quienes tenemos hijos porque protegen el teléfono de golpes y caídas e incluso protegen conectores y puertos de los deditos pegajosos y mordidas babosonas de los bebedzillas. Además el Alpha Glass protege la pantalla de rayones. En México los encuentras en iShop y Mobo y precisamente durante el Buen Fin (ahora del 13 al 16 de Noviembre) van a tener buenas promociones. Más info en su página oficial o puedes seguirlos en Facebook o Instagram.

Por ahí las lectoras que son mamás ¿qué cosas les hacen la vida más fácil?



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tones Template | Designed by Pink + Lola