9.25.2015

La guía Pin Up para el afeitado perfecto

¡Ah, el afeitado y sus mitos! Qué si el vello se vuelve más grueso, que si al rasurarlo crece más rápido, que tienes que hacerlo con fuerza. En realidad, no existe el método de depilación "perfecto" pues eso depende de tantos factores que tal vez lo que es perfecto para ti es la pesadilla de tu mejor amiga (y viceversa). 

Veamos que se dice por ahí...


Para remover el vello corporal, la mayoría de las mujeres en el mundo prefieren el afeitado a pesar de que alguna vez les haya llegado a producir alguna irritación. Muchas mujeres creen que la irritación se debe a que tienen la piel sensible cuando en realidad, dicen los dermatólogos, la irritación puede tener otras causas como no usar lubricante al rasurar o utilizar una rasuradora que no es la ideal. 

Existe otro mito bastante difundido acerca de que los rastrillos para hombres y mujeres son iguales. Es más, hay quien dice que los rastrillos para mujeres son más caros simplemente por ser de color rosa. La idea detrás de ese mito es que agarraron un rastrillo de hombre, lo pintaron de rosa y ahora nos lo cobran al doble. ¿Será cierto?

No, no es cierto. O al menos no en todos los casos. En el caso de los rastrillos, tienen que ser diferentes porque la cara de un hombre y las piernas de una mujer son completamente diferentes. La piel del rostro, para empezar, es naturalmente más grasosa que la de las piernas. La piel de las piernas es bastante seca y si no usas un lubricante adecuado la resecarás aún más, causando irritación. Por eso es mejor utilizar un gel o crema de afeitar especial. El cuerpo de una mujer está lleno de curvas y lugares de difícil acceso: piensa en tus axilas, tobillos o área del bikini... El rostro de un hombre presenta menos dificultad, además de que ellos pueden rasurarse frente al espejo sin hacer contorsiones y mirando perfectamente lo que hacen. 

Por eso los rastrillos de mujer necesitan diferente tecnología (y eso cuesta). Porque otra de las causas de la irritación es pasar el rastrillo muchas veces o pasarlo con demasiada fuerza. ¡No es que tengas la piel sensible, es que la estás agrediendo demasiado!

El afeitado tiene muchas ventajas: es barato, puedes hacerlo tú misma con tanta frecuencia como necesites, es rápido y no duele. Lo único que necesitas es un buen rastrillo.


Venus Breeze, de Gillette, está diseñado para adaptarse a las curvas de una mujer gracias a su cabeza móvil. Tiene 3 hojas para que con pocas pasadas superficiales acabes con el vello. Y lo mejor son sus dos barras humectantes que eliminan la necesidad de un paso extra para poner gel de afeitar: simplemente las mojas con agua y están listas para actuar. 

Una vez que tienes un buen instrumento, lo siguiente es seguir los pasos para un afeitado perfecto: hidrata la piel (check), estírala (si está tirante será más sencillo rasurar), pasa el rastrillo sin presionar. Es todo. Para mejores resultados no te rasures al final de la ducha y menos al final de un baño de tina, si tu piel está muy remojada no lograrás un buen afeitado. Y siempre, siempre conserva tu rastrillo en buen estado, con las hojas afiladas y sin suciedad. En el caso de Venus Breeze lo mejor es guardarla en posición vertical en un lugar seco, pues la humedad no sólo es el sitio preferido de las bacterias, sino que además causarás que se gasten innecesariamente las barras humectantes.

¿Lista para lucir piel de Pin up?

Venus Breeze se consigue en farmacias y tiendas de autoservicio. Para mayor info entra a su página de Facebook

Infografías: Héctor Barrera


1 comentario:

Tones Template | Designed by Pink + Lola