Bronceado perfecto, sin sol

Que empiece el otoño no quiere decir que tengamos que renunciar al bronceado durante los próximos seis meses. Si bien es de lo más bonito ese tono de piel besada por el sol, no siempre es posible obtenerlo asoleándose... además de que tampoco es lo más recomendable.

¿Qué hacer si no puedes irte a la playa o pasar el día haciendo deportes al aire libre? La respuesta es: recurrir a la cosmética. 


En la Ciudad de México lo de los deportes al aire libre se vuelve casi imposibles en esta época en la que llueve todo el tiempo y las tentadoras camas de bronceado son un peligro del que te debes alejar. Hay estudios recientes que apuntan al hecho de que si usas camas de bronceado con frecuencia, tienes el triple de posibilidades de desarollar un cáncer de piel. 

Recientemente probé la línea Soleil Bronze de Orlane París y ya he añadido a mi arsenal de bronceadores el Polvo Multisol: un compacto que trae cuatro tonos para que los mezcles entre si con la brocha y adquieras una apariencia saludable gracias a que mejora la luminosidad de la piel, además de que tiene beneficios antiedad.

La línea completa incluye también una base de maquillaje en polvo con FPS 50 (el máximo posible), 5 tonos de brillos de labios que combinan a la perfección con la piel bronceada (a mi me gustaron el 02, un poco durazno/coral y el 03, rosa chicle -el de la primera foto-) y un bálsamo para párpados que es un lápiz suave para dar luminosidad a la mirada, ideal para quienes no son de maquillarse mucho los ojos (lo recomiendo hasta si no estás bronceada, si eres de piel morena te quedará muy padre porque brilla mucho pero no se ve como glitter). Se consiguen en Palacio de Hierro y Liverpool. 


Si te dan ganas de leer sobre la historia del bronceado como tendencia beauty, entra aquí


No hay comentarios

Back to Top