7.31.2013

cocinar para dos: tortilla española apócrifa

Llevo unos pocos años siendo freelance (unos 3). Héctor, en cambio, llevaba unos 18. Hasta hace un mes, que entró a trabajar a un sitio con horario. Ese asunto laboral nos ha obligado a modificar muchas cosas, especialmente nuestra organización doméstica, y hemos tenido que adoptar ciertas rutinas nuevas para nosotros.

Yo solía hacer la broma de que Héctor era "mi esposa": se encargaba de cocinar y pasar por la tintorería en las temporadas en las que tengo proyectos que me requieren 8 o 10 horas pegada al teclado. Su condición freelance solía permitírselo. No se escandalicen demasiado que todavía tengo más bromas sexistas: ahora me toca a mi ser la esposa y cumplir con mi papel histórico como mujer, es decir, cocinar y lavar los platos.


La verdadera complicación de esta historia es que nunca he sabido cocinar. No es que reniegue de hacerlo. No es que no me guste. Es simplemente un talento que dios no me dio. Con el tiempo me he convencido de que para cocinar bien es necesaria cierta lógica de la cual carezco: un sentido del espacio y del orden que debe estar en la misma parte del cerebro que te hace bueno para los números... y no por nada prefiero las palabras. 

Así pues, cocinar todos los días para Héctor y para mí, combinándolo con mi jornada laboral que sigue siendo la misma, es un reto no exento de emoción (y descubrimientos y satisfacciones). Descubrí que a pesar de mi poca pericia, disfruto cocinar más de lo que hubiera esperado. Y disfruto la planeación, además.

Pinterest ha resultado ser una gran herramienta, ya les contaré más a detalle en otro post porque planeo hacer más posts sobre comida. Por razones obvias me he aficionado a blogs de cocina y los posts me suelen parecer bonitos y divertidos, asi que quiero intentarlo aunque sea de vez en vez. Y quizá alguien los encuentre útiles estas entradas, considerando que siempre hago comidas completas para dos personas, con un tiempo de preparación que no suele pasar de media hora.

Ayer por fin logré cocinar y fotografiar el proceso, hace tres semanas eso era impensable: apenas podía echarle azúcar al agua de jamaica y sal al pollo sin regarlo todo por la barra de la cocina.

"Fotografiar" también es decir demasiado. Le hice unos instagrams a los ingredientes. Me encantaría que Héctor pudiera hacer las fotos pero si de hecho él pudiera hacerlas yo no estaría cocinando, así que esto es lo que hay.

***

Menú del día:
Sopa de lentejas
Ensalada verde
Tortilla española de calabaza
Te helado

Las lentejas las hizo Héctor el día anterior. Están en 10 minutos en la olla exprés. La ensalada llevaba principalmente lechuga y arúgula y siempre tengo varios aderezos que enriquecen hasta la más humilde mezcla de verduras, ya les cuento en otro post. Pasemos al plato fuerte.


Como todo el mundo sabe, una tortilla española se compone principalmente de huevos, cebolla y papas. Aunque es deliciosa así, en casa estamos intentando comer más verduras y menos carbohidratos, por lo cual probé a sustituir las papas con calabacitas. Funciona bien.


Este fue mi segundo intento, la que hice hace un par de semanas se rompió. Primera cosa a tener en cuenta para hacer tortilla: si no tienes un par de buenos sartenes mejor ni lo intentes.


Usé cuatro calabacitas, una cebolla completa y seis huevos y sobró una cuarta parte de la tortilla (nota: a la otra usaré tres calabacitas y cinco huevos).

Cocí las calabazas en agua con sal, las eché al agua ya hirviendo y las dejé sólo unos minutos (como cuatro minutos). Las escurrí y sumergí de inmediato en agua con hielos, así quedan más verdes y firmes.


Batí los huevos y eché cebollas, calabazas y un poco de sal. Luego lo dejé reposando todo mientras resolvía unos pendientes en la compu. Normalmente las papas absorben algo de huevo... cosa que dudo sea igual para las calabazas, pero igual no estorba.


Héctor hace unas tortillas españolas perfectas porque aprendió en la cocina de una señora de pueblo en el país vasco. De ahí viene lo de dejar las papas remojando en el huevo, la manera de cortarlas (siempre en lascas) y lo de usar una cebolla completa.


Al final se echa toda la mezcla a un sartén bien caliente con algo de aceite de oliva y se deja cocer a fuego bajo. La dificultad, claro, estriba en voltearla. Yo uso dos sartenes y no sé si hay otra técnica. 
 

Helo ahí. Necesito mejorar mi técnica pero de sabor ya me sale. Funciona bien si necesitas recalentarla en microondas, por lo que la puedes llevar cómodamente en un tóper. También funciona bien como receta para uno si vives solo. 

Ahora háganme el favor de decirme "Señora Botica".



7.30.2013

la camisa Portofino

En general, suelo comprar el mismo tipo de blusas: un poco sueltas, muy ligeramente masculinas y con botones en el escote. Puntos extras si tienen un diseño ex professo para llevar las mangas enrolladas -porque siempre las llevo enrolladas-.

Lo anterior es exactamente la descripción de las camisas Portofino de Express.  

 
Mis blusas favoritas suelen parecen camisas, son de cortes holgados pero femeninos y los botones en el escote sirven para ajustarlas justo en un punto no demasiado revelador, pero suficientemente coqueto. Así justo son las Portofino de Express, que vienen todos los colores, lisas o estampadas, con polka dots o líneas o pajaritos y el hecho de que puedes llevarlas en un conjunto formal o informal las hace muy versátiles. Para no contárselos sólo por escrito decidí probarlo en la práctica.

Una manera es como llevaría mi Portofino a la oficina (si trabajara en oficina). La otra forma de llevarla, es la versión totalmente informal.

Fotos por Héctor Barrera.


7.03.2013

consigue el look de Olivia Palermo (en rebajas)

I
¿Han visto cómo hay bloggers de estilo personal cuyos sitios son un catálogo de looks de Pinterest? Porque Pinterest está lleno de buenas ideas y porque esas ideas son replicables. En el gran lookbook que es Pinterest, no importa la marca de ninguna prenda (ni importa saber de qué colección es o dónde se compra) porque lo importante son las combinaciones y un estilo determinado que se pueda imitar. Si una blogger lo puede hacer, tú también puedes.

II
Los fashion icons (en realidad, toda la moda) se dividen en dos: los sencillos y consumibles y los gustos adquiridos. Los primeros son obvios e inmediatos, se trata de chicas que siempre se ven bonitas o de marcas que te hacen ver femenina en el sentido más establecido de la palabra. Los segundos tratan sobre lo que no le viene bien a cualquiera. Dior, con Galliano, era de los segundos -sobre todo al principio- y ahora es de los primeros. 

III
Olivia Palermo es de los fashion icons sencillos. Su estilo es fácil de digerir, bonito a secas y, por supuesto, fácil de imitar. Al igual que en las imitaciones de looks de Pinterest, poco importa la marca. Nunca en la vida un blazer de Dior va a ser igual a uno de Zara pero ¿comprarías un blazer de Dior para ir al trabajo? Si la respuesta es si ¡qué bueno que estás leyendo mi blog, mi correo es boticapop@gmail.com! Si la respuesta es no, sigue leyendo.

***

Así se presentó Olivia Palermo al desfile de Alta Costura otoño invierno 2013-14 de Dior:


Esta temporada, las marcas low cost se llenaron de blazers blancos y quedan muchos en las rebajas. Descomponiendo (y traduciendo) la imagen, queda así:

Blazer: Zara. Falda: American Apparel. Pumps: Stradivarius. Cinturón: Forever 21. Brazalete: Triumphal Bangle de Swarovski.

Quizá el mejor toque de todo el conjunto son los brazaletes. Yo elegiría hacer un gasto más o menos considerable y buscar un par de brazaletes Swarovski que al fin se podrán usar una y otra vez durante algún tiempo, pero seguramente puedes encontrar opciones.

Por cierto Swarovski tiene piezas seleccionadas con 30% de descuento. Normalmente soy de la escuela "abuela Yetta" (si no tiene el 60 no es descuento) pero cuando una pieza cuesta más de mil pesos, un 30 se agradece mucho.



7.01.2013

lunes de trivia con Mary Kay

Ok. Puede que el verano chilango sea pura lluvia, pero no por ello vamos a renunciar a los buenas y bonitas costumbres veraniegas: entre ellas el maquillaje colorido.

En esta temporada las marcas de cosméticos se llenan de color ofreciendo su tonos más encendidos y Mary Kay no es la excepción. 


En Mary Kay, además, están de aniversario y por ello han lanzado un Mini Estuche de edición especial que es una monada y te permite elegir con que productos llevarlo: así puedes crear diferentes combinaciones de color y tiene un compartimiento para aplicadores y espejo.

Siguendo la costumbre de los lunes de sorteo, tengo 3 miniestuches y para estar en consonancia con el espíritu veraniego también tengo los 3 nuevos tonos de sombras de Mary Kay: ocean, violet y perowinke y se los van a llevar 3 lectoras hoy. Si los quieres sigue leyendo.

1. Esta vez el sorteo sólo es para chicas que vivan en DF y área metropolitana y enviaremos el premio a su casa. 

2. Para ganar, responde en los comentarios UNA de las siguientes tres preguntas y deja tu correo electrónico

- En este aniversario ¿Cuántos años está celebrando la marca Mary Kay?
- El miniestuche de aniversario tiene un detalle de cristal ¿de qué marca es el cristal?
- Escribe una frase célebre de la fundadora de la marca Mary Kay.

Las tres primeras lectoras en responder correctamente una pregunta y dejar correo, se llevan el estuche y las sombras.

(Si necesitas pistas, entra al Facebook de Mary Kay de México o pregúntales en Twitter)

go, go, go!

ACTUALIZACIÓN: ¡Fiesta de confusiones en los comentarios! Las reglas eran responder primero una de las preguntas. Afortunadamente blogger registra la hora de cada comentario y gracias a ello podemos saber quiénes fueron las ganadoras: Ada Pantoja, Landy y Cinia Momus. Gracias a todas por participar.

Tones Template | Designed by Pink + Lola