3.01.2013

dos momentos de París Fashion Week otoño-invierno 2013

Hace tiempo que dejé de verle la gracia a "reseñar" las semanas de la moda mundiales. Por un lado lo que dice mi heroína Menkes (la dificultad de criticar una colección vista sólo de frente y con el color distorsionado) y por el otro que mientras más aprendo de moda más me doy cuenta de todo lo que me falta por aprender. Antes de escribir este post estaba releyendo mis opiniones furiosas de antaño, cuando por alguna razón "odiaba" a Alexander Wang y la verdad es que me pregunto cómo mi yo del pasado se atrevió a ser tan categórico y a escribir como si tuviera la verdad absoluta de la moda. Esos posts no los voy a borrar ¡pero no los lean!

Dicho lo anterior, si lo que ustedes quieren es ver fotos de todos los desfiles vayan a donde siempre. Yo sigo viéndolos todos porque lo que ahora me interesa es ver las tendencias para eventualmente hacer traducciones a la vida de todos los días con las marcas que mis lectores (ustedes) y yo podemos comprar.

Y justamente una de las marcas que podemos comprar es H&M. H&M agarra y se monta un desfile en toda regla en el Museo Rodin durante la semana de la moda de París. Y para modelar las prendas que van a estar en sólo 200 tiendas en Septiembre eligen a las chicas de la moda más de moda: Lindsey Wixson, Cara Delevigne, Arizona Muse e Isabeli Fontana. Y consiguen llenar su front-row con nombres pesados en la industria.


El diseño de las prendas me parece bonito, habrá que ver después los precios y la calidad de los textiles. El día de los Oscar, cuando Helen Hunt recorrió la alfombra roja vestida de H&M, @chilangelina bromeaba "H&M para Target"... y va a resultar casi que si. La pregunta es ¿habrá codazos para conseguir estas prendas de la misma manera que los había cuando Matthew Williamson o Lanvin o se van a quedar para rebajas sobre rebajas sobre rebajas como sucedió con lo de Margiela en la tienda de Santa Fe?







Hace unos días -con lo del Fashion Fest- escribía sobre lo bonito que es ver un desfile del que podrás, de hecho, comprar la ropa. En H&M saben ponerse en un lugar donde se vuelven deseables, muy deseables pero comprables. Son todo un ejemplo de cómo construir y embellecer una marca y si algo queda claro, es que eso cuesta dinero.

***

Lo que tienen en común los dos eventos de este post es la expectativa que causaron. Personalmente en verdad estaba interesada en ver lo que presentaría H&M así como estaba interesada en la primera colección de Alexander Wang para Balenciaga. Diré que me gustó, por vestible y elegante y tal y también diré que es tremendamente Wang. Lo cual, en si mismo, no es ni bueno ni malo: el Dior de Galliano era muy Galliano. Lo que si no está tan padre es que me da la impresión es que Wang tiene un vocabulario muy limitado, de la misma manera que limitado era el vocabulario de Decarnin. Mientras Alexander McQueen era capaz de crear casi de cero cada colección, Sarah Burton no para de repetirse una y otra vez y creo que a Wang le sucederá algo parecido. Ghèsquiere podría gustarte o no pero siempre estaba en constante exploración, Wang parece comportarse como si ya hubiera llegado. Mas, otra vez, yo no sé nada. Si Anna Wintour le hizo a PPR una oferta que no podrían rechazar, por algo será.




2 comentarios:

  1. jajajaja me hiciste reír muchísimo con tu post, ame el...No los lean!!!

    Y me quedo con Alexander :D

    Un gran beso http://thefashionhaul.blogspot.mx/

    ResponderEliminar
  2. Hola muy buen post!! acabo de descubrir tu blog!! Esta muy bueno!! desde ya te sigo! espero me sigas tu tambien!!
    Besote
    Vane
    http://stardollestudiomakeup.blogspot.com.ar/

    ResponderEliminar

Tones Template | Designed by Pink + Lola