en algún lugar del mundo, existe un fresno del cual debo despedirme


Aquí estaba mi casa hasta hace unos meses. La foto fue tomada un día de verano alrededor de las 6 de la mañana. Si bien los colores son extraños, puedo decir que la imagen refleja lo que yo veía cada día al abrir la puerta: un multifamiliar de ladrillos y las ramas de un enorme fresno que se alcanza a ver desde google earth. Mi casa estaba debajo de ese gigantesco ser vivo... tremendamente vivo. En primavera nos echaba encima todo el polen del mundo y en otoño cubría el patio con millones de hojas doradas y crujientes. En las noches de luna llena se iluminaba con la luz blanca de la luna y en las noches oscuras recortaba extrañas siluetas contra el cielo negro. Hablo de mi fresno (nuestro fresno) en pasado porque ya no vivo debajo de él, pero supongo que sigue balanceándose al mismo ritmo exacto de siempre. Hace poco me enteré de que van a vender la casa... el terreno es muy grande y seguramente será usado para construir más multifamiliares de ladrillos, posiblemente el fresno dejará de existir, igual que ha dejado de existir la vida que llevábamos cobijados por él. La diferencia es que con la muerte del fresno perderemos todos. Todos, ustedes que están leyendo este texto y quienes lo derrumben y los que vivan en los departamentitos que ocupen el espacio del gigante.

***
Este post es el segundo de la serie de cuatro propuestos en el Rally Kenzo. El de la semana pasada obtuvo una mención especial junto con otros nueve, puedes verlos (y al ganador) en el blog de Kenzo México. Muchos de los posts concursantes esta semana los encontrarás en twitter con hashtag #FlowerTag y #KenzoFlowerTag.

6 comentarios

  1. que lindo lo que escribiste!
    me gusto mucho!

    besos
    caro
    http://blondiesecrets.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Nuevamente me quito el sombrero.
    ¡Un clavel desde o hasta la mitad del foro!
    Besos. mucho, mucho, mucho.

    ResponderEliminar
  3. Me encanta el post!
    Desde luego que la foto parece tomada hace muchísimo tiempo...
    Yo por suerte sigo rodeada de muchísimos árboles y creo que no los cambiaría por la gran ciudad...
    saludos!

    ResponderEliminar
  4. Hermoso post <3
    Me recordó muchísimo un árbol que había en el espacio común de la residencia donde vivo... adoraba ese árbol y hace años lo quitaron :[

    Genial tu blog!!

    ResponderEliminar

Back to Top