7.26.2011

Alexander McQueen: Savage Beauty

Supongo que para ninguno de los habituales de este blog será un descubrimiento mi fascinación por Alexander McQueen. Y para los muy muy habituales (dos o tres, incluyendo mi papá) no es desconocido que no puedo entrar a los Estados Unidos porque no tengo visa. Así que sufro. O sea, más o menos. Digamos que si pudiera ir a Nueva York me las hubiera arreglado para visitar la exposición de este año en el MET.


Sin embargo, Guapóloga si que pudo hacerlo. Y ya saben, lo mejor que puede tener una chica son buenos amigos (si les dijeron que "diamantes", les mintieron, queridos). Así las cosas, no pude ver la exposición en el MET, que según Guaps va más allá de lo fabuloso -vayan a su blog o a su cuenta de formspring y moléstenla para que les cuente- pero al menos soy la feliz poseedora de un ejemplar del libro de la exposición. Alexander McQueen: Savage Beauty.

quiero que la gente tema a las mujeres que yo visto (...) es como ponerles una armadura
No me voy a deshacer en elogios acerca del diseño editorial, que es una preciosidad. Bueno, si... un poco. Como objeto, este libro es un bello objeto: con su portada un poco .gif (últimamente estoy obsesionada con los .gifs) bastante siniestra -es el rostro de Alexander McQueen que se convierte lentamente en una calavera-, su encuadernación en tela y su pesadez.


En fin que lo que quería hacer es compartirles unas pocas imágenes. Ya sé, a los libros hay que manosearlos -digo yo, que soy una lectora treintona de la vieja guardia-. Pero tienen que creerme cuando les digo que si estos vestidos sólo los han visto en una pantalla, se van a impresionar. No tanto como Guaps dice que impresionan en vivo, pero algo si...


Larga vida, otra vez, a McQueen.


Working at the atelier [at Givenchy] was fundamental to my career... Because I was a tailor, I didn't totally undestand softness, or lightness. I learned lightness at Givenchy. I was a taylor at Savile Row. At Givenchy I learned to soften. For me, it was an education. As a designer I could have left it behind. But working at Givenchy helped me learn my craft.

Trabajar en el taller (en Givenchy) fue fundamental para mi carrera... como yo era un sastre no entendía totalmente la suavidad o la ligereza. Aprendí sobre la ligereza en Givenchy. Yo era un sastre de Savile Row. En Givenchy aprendí a suavizar. Para mi, fue una enseñanza. Como diseñador pude haberlo dejado de lado, pero trabajar en Givenchy me ayudó a aprender mi oficio.



12 comentarios:

  1. ¡QUÉ BONITO! *___*

    Yo soy de los que ama hojear libros. Y es que los e-books no se me hacen una experiencia tan inigualable porque no tienen el peso, la textura y el brillo del papel y el encuadernado. Y así pos cómo, oiga.

    Besos!!

    ResponderEliminar
  2. Envidia al máximo! Ya tendré que verlo algún día he dicho.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Ay pero que hermosura de libro! y hasta cuando puedes volver a aplicar para la visa?

    ResponderEliminar
  4. Oh esos vestidos, si en la pantalla se ven así en vivo... deben ser como una pequeña obra de arte.

    Saludos

    P.d. Hasta se me antojó pedir el libro en Amazon...

    ResponderEliminar
  5. Me uno a tu club de viajeras-arrepentidas y sin visa.
    Genial que pusiste el link al post en el que explicas el porque no tienes visa. Me sentí super identificada con el "no he tenido ganas/necesidad de visitar EUA", de verdad que yo con visitar Nueva York me daría por bien servida, y no se diga ahora con las creaciones de McQueen.
    ¡Que envidia me da Guapóloga!El día que vi y toqué un Alessandro Dell'Acqua casi lloro de alegría,ahora un McQueen!!!! Ahhhh!♥
    Algo tienen esos "Alejandros".

    ResponderEliminar
  6. Fé de erratas:
    "No se diga ahora con las creaciones de McQueen", le faltó "expuestas en el MET".

    ResponderEliminar
  7. estoy con Aldo -paso muy mucho de los e-books, igual me reglan uno y con lo que tardo yo en instalar la tecnología nueva leo estantería y media de una biblioteca-

    fascinada como siempre; y el libro en la lista de lo que me van a regalar para mi cumple.

    y como hablábamos con Guapi en otro entorno hace un par de días: algún millonario en la sala? queremos vernos y además aprovecharíamos para ver los trajes en directo ;)

    nos es lo mismo sin McQ.
    un abrazo
    Humming

    ResponderEliminar
  8. Que envidia quiero ese libro, alexander Mcqueen me encanta lastima que ahorita para mi sea dificil comprar sus diseños...

    ResponderEliminar
  9. Estoy loca por conseguir ese libro! enhorabuena... ah, y que sepas que me he ido al enlace de lo de tu visa y no lo podía creer, vaya petardos...tú sigue escribiendo que lo haces genial

    ResponderEliminar
  10. Estoy trabajando en la reseña, aunque hay taaaanta tinta al respecto, que lo que me cuesta es darle un giro distinto que aporte más.

    ¡Qué bueno que te gustó el libro! Mi espalda, mi novio y yo somos muy felices, entonces, de haberlo cargado por todo Manhattan, Brooklyn y aeropuertos ;)

    ResponderEliminar
  11. Excelente entrada, me encanta los buenos logros.

    ResponderEliminar

Tones Template | Designed by Pink + Lola