un prólogo demasiado largo para un post que iba a ser pequeño

A veces me pasa que tengo mucho trabajo y dejo el blog sin actualizar y en esos casos siempre me dan remordimientos y luego el regreso triunfal es más difícil porque, como hace mucho que no actualicé, siento que tengo que volver con algo que valga la pena y a veces a uno nomás no se le ocurre nada grande y jugoso y entonces no actualizo y me dan remordimientos y estoy segura de que ya me comprenden.

Por otro lado, a veces no tengo tan claro para quién escribo o mejor dicho quién me lee. Porque no es lo mismo si te leen bloggers que si no. Si te leen bloggers es una friega porque los bloggers lo saben todo, o si no todo, al menos saben lo que todo el mundo sabe: que están de moda los bloques de color, cómo se ve la colección crucero de Chanel y que Kristen McMenamy está en la portada de la revista i-D mostrando su cabello blanco en toda su gloria.

Pero la gente que no es obsesa, de pronto no sabe cosas que es bueno  -o simpático- saber y que nunca hay que dar por sentado que todo el mundo las sabe.

Todo esto para decirles que hoy hice un post chiquito sobre una de esas cosas que todo el mundo sabe pero por si acaso no, pues siempre es bueno saberlo. Aunque ya me alargué de más en el prólogo. Basta ya.

***
Ayer me entrevistaron los chicos de Coolhunter, ya le avisaré cuando salga la entrevista. Pero entre otras cosas les dije que yo de moda no sabía nada y que lo poco que ahora sé lo he aprendido desde que tengo este blog. Antes no compraba revistas más que la Cosmopolitan de vez en cuando y me quedaba dormida en las entregas del Óscar. Es por eso, entre otras cosas, que lamento profundamente la muerte de Alexander McQueen: lo descubrí muy recientemente y lo entendí poco antes de que muriera, es muy triste para mi en verdad no haber tenido tiempo de ver sus desfiles con esa mirada nueva. A veces solía hacerme esa pregunta que se hacen las personas que no saben nada de moda cuando ven el trabajo de diseñadores como McQueen o Galliano sobre la pasarela, a saber ¿pero de verdad alguien se pone esa ropa? Por supuesto que la respuesta es "si", pero va más allá: lo que hacía McQueen no es solamente eso que se ponen Björk, Lady Gaga o Daphne Guiness, no es sólo inusual ni extravagante, sus diseños los usamos todas nosotras en algún momento, sobre todo los usamos las que ya tenemos cierta edad. Claro está, no los diseños de McQueen (fuéramos tan afortunadas) pero si lo que de ellos se derivó. Su trabajo marcó una época y si miras sus desfiles de los noventas, reconocerás looks que llevaste a más de una fiesta, como este que modela Kate Moss:


Las imagen es del desfile de primavera-verano 1997 y no me digan que no reconocen ese aspecto. La blusa es clavada al tipo de blusas que yo usaba en mis primeros años de universidad.

Y esos pantalones con el tiro tan corto fueron un furor a principio de los dosmiles (hay que recordar que las propuestas de pasarela tardan en bajar a la calle y antes, sin blogs y sin Zara tan a la mano, tardaban aún más). Mi mamá decía que las mujeres jóvenes habían perdido el sentido de la estética, mi papá decía que los hombres jóvenes eran los que lo habían perdido, en vista de que les gustaban esas mujeres. Porque, claro está, quién se veía como Kate Moss y lo más común era ver chicas rechonchitas usando orgullosas sus pantalones de tiro bajo desbordados por unos nada elegantes michelines. Muffin top, le dicen los gringos. Parecen zwancitos, decía yo.

Bumsters es el nombre de los pantalones y fue Alexander McQueen el primero que bajó tanto sus bordes. Así que uno podría no saber su nombre, pero parecíamos zwancitos por su culpa. 

 
Ahí es donde queda demostrado que la moda no es un algo lejano reservado para unos cuantos iniciados. La moda, como dice Raquel Gratis Total, está en todas partes.

8 comentarios

  1. Pues dejame decirte que excelente POST! menos mal que no era nada grande jajaja, me pareció muy bueno por que logro identificarme mucho, siempre me gusto el tema de la moda y la seguía en cierta forma pero desde que tengo acceso a 'blogs' definitivamente se ha abierto una puerta. Me encanta leerte, sobre todo por tu sinceridad, ya espero por tu entrevista.

    Un beso grande :)

    ResponderEliminar
  2. o.o! no sabía eso! gracias! xD

    Uno siempre aprende algo nuevo :P

    Y si...esos looks como olvidarlos, yo aún era una niña cuando empezaban a salir, pero veía a las chicas mayores usarlos y me parecían atrevidos y a la vez novedosos.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Fantástico post, ;)
    McQueen fue y será grande y seguirá marcando épocas a través de Sara.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. un Viva por los Bumsters!!!
    un Viva por McQueen el Grande!!!
    un Viva por BoticaPop!!!

    ResponderEliminar
  5. jajajajajaj amé tu link al swancito XD... TAN cierto! lo medio malo es que en México no existe aún la cultura para aceptar nuevas ideas y estilos es súper triste ver cómo alguien que sabe 0 de moda critique a alguien sólo porque no entiende su estilo... me gustó!

    ResponderEliminar
  6. "lo más común era ver chicas rechonchitas usando orgullosas sus pantalones de tiro bajo desbordados por unos nada elegantes michelines" jajaja lo ame!!!; pero dicho esta, la moda es algo que va tan rápido que si hoy sale el día de mañana ya es algo viejo, pero siempre habremos despistadas como yo que igual y ya saben lo último, y que al mismo tiempo no nos damos cuenta de nada!! padrísimo el post!! me gusto mucho!

    ResponderEliminar
  7. I want to invite you to check out my fashion blog, if you like.

    With love, Samm
    @ www.afterstylecomesfashion.com

    ResponderEliminar
  8. como cuando miranda presley regaña a la hathaway en devil wears prada!!!

    ResponderEliminar

Back to Top