3.03.2011

interior

 
Las cosas que entran por el silencio empiezan a llegar al cuarto. Lo sabemos, porque nos dejamos olvidados allá adentro los ojos. La soledad llega por los espejos vacíos; la muerte baja de los cuadros, rompiendo las vitrinas de museo; los rincones se abren como granadas para que entre el grillo con sus alfileres; y aunque nos olvidemos de apagar la luz, la oscuridad da una luz negra más potente que eclipsa a la otra.


Pero no son éstas las cosas que entran por el silencio, sino otras más sutiles aún; si nos hubiéramos dejado olvidada también la boca, sabríamos nombrarlas. Para sugerirlas, los preceptistas aconsejan hablar de paralelas que, sin dejar de serlo, se encuentran y se besan. Pero los niños que resuelven ecuaciones de segundo grado, se suicidan siempre en cuanto llegan a los ochenta años, y preferimos por eso mirar sin nombres lo que entra por el silencio, y dejar que todos sigan afirmando que dos y dos son cuatro. 

Gilberto Owen.

cuando estoy cansada siempre se me antoja leer poesía
si alguien por ahí tiene hoy el mismo antojo, esta etiqueta puede ayudar
las imágenes pertenecen a la última sesión de fotografía de moda firmada por Richard Avedon

4 comentarios:

  1. uff yo tb m he levantado cansada

    bss apa

    ResponderEliminar
  2. Poesía lírica y visual. Perfecto para un jueves.

    ResponderEliminar
  3. WOWWWWW ME HA ENCANTADO! Y ES QUE NO SÓLO DE FOTOS VIVE EL HOMBRE... FANTÁSTICO POST!

    http://humordemoda.blogspot.com/2011/03/3-de-marzo-de-2011.html

    ResponderEliminar

Tones Template | Designed by Pink + Lola