2.24.2011

el Caribe o el día que Dios estaba muy de buenas

Lo escribí hace unas horas en tumblr: cuando Dios se aventó la puntada de diseñar el Edén alrededor de un árbol, se sentía como inspirado y con fe en la -futura- humanidad, así que puso por ahí el fruto -eventualmente- prohibido, que no lo era por entonces, luego lo prohibió y luego los humanos anduvimos por ahí confundidos. Después unos descendientes de los originales no se acordaban muy bien como había estado la cosa y le hicieron una mala fama terrible a las manzanas... las cuales, como todos sabemos, necesitan una cantidad infame de horas/frio para ser producidas por los manzanos. Ya entrados en gastos, si uno se pone a pensar en cual sería el árbol perfecto del bien y del mal, concluye que sería un mango y consecuentemente el Edén estaría en la India o por el rumbo. Vamos, que las aburridísimas manzanas difícilmente podrían tentar a nadie, en cambio los mangos, dulces, tibios y carnosos... om nom nom!

Sin embargo, la semana pasada me di cuenta de que, por absurdo que pueda parecer, el fruto prohibido es un coco. Un coco, porque en el centro del Edén hay ¡obviamente! una palmera. 


O al menos ese es el tipo de cosas que me pasan por las cabeza cuando estoy de vacaciones. Traigo el cerebro como rodeado de algodones y no me da por acordarme si dejé conectada la cafetera, oh no. Pienso en el buen humor de Dios y en el buen gusto de los Mayas, quienes construyeron Tulum al lado del mar. Quién sabe desde donde venían pero es fácil entender que llegaran al Caribe y decidieran quedarse ahí ¿O no hubieran hecho ustedes lo mismo?


Creo que lo mejor de mis vacaciones fue, precisamente, ser despeinada por el viento en la ciudad amurallada. Lo segundo mejor fue... esperen, es difícil hacerlo en orden. Pero fue bueno tomar un ferry y mirar de cerca el azul marino, verdadero y profundo. Fue bueno aventarse al agua más bien fria de un cenote y al sumergir la cabeza ver descomponerse un rayo de luz que entraba desde lo alto. Fue bueno nadar en su tranquilidad inconmensurablemente profunda. Fue bueno ver la luz de la luna llena iluminando el mar como bueno fue ver aves volando sobre una laguna. Fue triste encontrar una iguana que cruzaba la carretera y le faltaba una patita.

a esta no le faltaba ninguna patita. posaba muy oronda ella, para los turistas de todo el mundo que llenan Tulum con sus cámaras fotográficas y sus idiomas indescifrables.
 Y así podría seguir, llenándolos de palabras...


Afortunadamente existe esa bonita costumbre del volver de los viajes y mostrar las fotos de los lugares que vimos.




Me gustaría mostrarles más, pero estaba muy distraida viéndolo todo, así que tomé pocas fotos. Lo único que quiero sugerirles es que si un día toman vacaciones en Cancún, no se queden en el resort. Ni siquiera se queden en la ciudad (que lo tiene todo). No tan lejos hay playas virgenes, hay cenotes por toda la zona, hay mucha selva que ver y están las ruinas de las magníficas ciudades mayas. Yo sólo estuve dia y medio en Cancún y el resto de la semana nos movimos de un lugar a otro... el mar cambia de colores en cada sitio, es increíble. La Riviera Maya es increíble.




11 comentarios:

  1. bueno, bueno, bueno... this is life! que gozada.. me ha encantado leerte, aqui, al otro lado del oceano y en medio de esta ciudad se echa mucho de menos el mar.. es lo que tiene mi adorado Madrid...(más bien lo q no tiene)

    ResponderEliminar
  2. increíble, has hecho pocas pero unas fotos buenísimas... estoy de acuerdo en lo de salir del resort, fuera siempre está lo mejor! baci

    ResponderEliminar
  3. Que gozada de vacaciones ! tengo el gusto de conocer la Rivera Maya, la he visitado en dos ocasiones, la útlima vez fue el años pasado y mas o menos por estas fechas, ains que buenos recuerdos ... doy fe de todo lo que cuentas, hay tantos rincones bellos por los que perderse ...
    me han encantado las fotos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. jooooo
    en verdad q México tiene tanta riqueza!

    añoro visitar esas aguas, tan sólo escuchar la brisa y las olas.....

    envidia d la sana!

    muchos abrazos

    Ed

    ResponderEliminar
  5. ver estas fotos me recuerda que me urgen unas vacaciones, en un lugar asi de lindo!

    ResponderEliminar
  6. la riviera maya es asombrosa, mi viaje de graduación fue para alla, y aunque muchos pensaran que viaje de graduación es igual a alcohol, fiestas y antros, del mio no pude pedir mas, cambiamos todas esas cosas por conocer, la naturaleza, los cenotes sagrados y las playas taaaaaan hermosas , wooow , me acuerdo y me emociono ajjajaja

    ResponderEliminar
  7. Vaya, el martes me voy a Mérida y si se puede me lanzo a Cancún.

    Soy de las que prefiere una rica caminata sin más que una linda compañía.

    (A veces una misma es la única compañía)

    Salu2

    ResponderEliminar
  8. Qué paraiso¡¡¡ Muy bonitas las fotos¡¡
    Enhorabuena por el blog.Cuando quieras te pasas por el mío. Allí tienes tu casa.
    SomosDeco-Blog de Decoración

    ResponderEliminar
  9. serpentinarepentina.blogspot.com25 de febrero de 2011, 11:49

    Eso me recuerda que vivo tan cerca que me pasa con la riviera lo mismo que con la despensa de la alacena, se que está ahí y eso me hace pensar que puede esperar.
    Muy bueno tu blog, que bien que disfrutaste tu viaje.
    Saludos

    ResponderEliminar
  10. Que bueno que te fue super bien :D
    amo el caribe igual que tu y espero este verano darme otra vuelta por allá, es adictivo! ;)
    Yo les quiero recomendar Playa del Carmen, pero si, hay demasiados lugares que visitar. Definitivamente ver el mar junto a Tulum y aventarte a un cenote son cosas que nunca se olvidan ;)
    Que bueno que estas de vuelta Botica se te extraña por acá! :*

    ResponderEliminar
  11. Me encanto tu blog! tus fotos muy buenas y las palabras aún mejores, inspiradoras, sobre todo si las lees con un café en mano y audífonos puestos! following :)
    xx
    www.anaanabanana.blogspot.com

    ResponderEliminar

Tones Template | Designed by Pink + Lola