en medio del temblor, detenerse un momento y mirar hacia atrás

Hace un año, Vogue Italia y/o Steven Meisel andaban en el viaje de las redes sociales, twitter, la inmediatez e imperfección de internet.

Este enero, en cambio, la portada y la editorial principal de esa misma revista son de época, si se me permite la expresión. De cuando las presentaciones no eran grandes shows y se hacían en las boutiques de los diseñadores, con unos pocos asistentes selectos y modelos  que se veían inequívocamente como mujeres. Hoy día, un sector de la industria (¿alguien dijo Tom Ford?) cree que ese modelo es más adecuado para ellos mientras el resto abraza la velocidad de vértigo con la que se mueve todo en la red.

Las cosas se siguen moviendo sin estabilizarse, pero mientras nos hacemos preguntas, la nostalgia hace aparecer bello al pasado.








7 comentarios

  1. ¡Los años veintes!: 1920-1930
    Hermosa editorial

    ResponderEliminar
  2. Que bonita editorial! Se ve sencilla y bien hecha, sin pretenciones, así deberían ser todas.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. de vez en cuando es bueno girar la cabeza y ver lo que a quedado atrás...

    ResponderEliminar
  4. Interesante vista al pasado!
    Bsicos!

    ResponderEliminar
  5. cada día vogue italia es mejor revista

    ResponderEliminar
  6. preciosa editorial!!!! gracias por compartirla.
    besitos!

    ResponderEliminar
  7. Bogador: exactamente. ¡buen ojo!

    Juan: a mi me gusta que Meisel haga estas cosas bonitas y las otras cosas interesantes.

    Leo: siempre.

    Cruella: interesante y bella.

    Gratis: pues, creo que no cabe duda que es la mejor de las Vogues.

    Tinkerbell: con gusto. un beso!

    ResponderEliminar

Back to Top