génesis de un disfraz barato

Nunca he comprado un disfraz de halloween, desde que estaba en la preparatoria. De hecho, en ese entonces mis hermanos eran lo suficientemente pequeños para salir a pedir dulces a los vecinos y no, tampoco compraban sus disfraces.

Soy más bien mala para los DIY, pero con los disfraces si me sale. A veces compro algún detalle pequeño pero nunca gasto más de 30 pesos (unos 2 euros) para completar el look. Mi sistema es partir de algún elemento que ya tenga en casa, puede ser porque lo vi en un mercadito, me encantó, lo compré y luego jamás lo usé para el día a día (como el tutú de mi disfraz del año pasado).

Este año, el elemento inicial es un broche para el cabello con plumas de colores. Es un tocado que mi novio fabricó para una audición a la que fue (y costó unos 20 pesos). Luego ¿quién lleva plumas en la cabeza? Una flapper.


Toda la vestimenta de una bailarina de charleston puede ser bastante complicada. Pero mi regla de oro para los disfraces divertidos y baratos es: lleva dos o tres elementos clave, muy característicos y así evitarás que te pregunten ¿de qué vienes?


Luego, flapper. Necesitaré un vestidito negro. Todo el mundo tiene un vestidito negro. Ahora, un vestido con flecos es mejor. Sin flecos, está bien si la silueta es suelta. Puede ser rojo en vez de negro. Los zapatos mejor si son kitten heel pero si no, taconazo funciona. Maquillaje oscuro y pesado en los ojos y labios rojos. Muchos collares largos o un listón negro atado en el cuello. Gasto = $0.00

El peinado y maquillaje de Clara Bow pueden servir de inspiración.

Se que llevo ventaja porque soy actriz y mi casa está llena de chácharas. Así que resulta que tengo hasta una boa de plumas negra (comprada en un mercadito por 50 pesos hace unos años) y una boquilla para cigarro, larga (usada sepa dios para qué, y salida supongo esa si, de una tienda de disfraces).

Lo último, la actitud. Este video puede ayudar.


¿De qué se van a disfrazar ustedes?




16

Labcouture primavera/verano 2011 en Mercedes Benz DFashion.

Labcouture es una marca nueva. Quizá no exactamente nueva, porque sus creadores ya tienen mucha experiencia. Mejor dicho, es una fusión (ahora que las fusiones son el nuevo negro). Yo conocía el trabajo de dos de los diseñadores de Lab Couture, el cual se presentó en DFashion otoño/invierno 2010 bajo el nombre de Disintegration in Black.

Image and video hosting by TinyPic

Esta colección aparece como una progresión natural de aquella de otoño, con bastantes características en común: deconstrucción, asimetrías e incluso uso del color. Sin embargo se siente mucho más mesurada y por lo tanto, más madura.

Image and video hosting by TinyPic

Me parece que el fuerte de Labcouture son las propuestas para hombre, muy urbanas, y como ellos mismos dicen: de aspecto mundano y elegante. En su anterior colección de otoño, por cierto, lo más interesante eran los abrigos masculinos, respecto a los cuales bien se pudieron haber utilizado estos mismos adjetivos.

Image and video hosting by TinyPic

Mientras la colección de ayer presenta piezas totalmente ponibles, hay otras de aspecto muy dramático cuyo mayor valor reside, desde mi punto de vista, en que son la muestra de esta experimentación a la que hace referencia el nombre de la marca.

Image and video hosting by TinyPic

Mis piezas favoritas (amé el uso de la mezclilla):

Image and video hosting by TinyPic

Image and video hosting by TinyPic

Lo que me parece más interesante de este trío de diseñadores, es su aparente disposición a la evolución, a la vez que mantienen una identidad muy definida. Espero poder seguir observándolos de cerca.

Image and video hosting by TinyPic

Lab Couture son Abraham Molho, Leonardo Ortíz y Rio Rentería y están en Tokio 7 Col. Juarez (5514 2335 labcouture.designers@gmail.com)

Para más y más bonitas fotos de la colección, ve a Tarde o Temprano.

Image and video hosting by TinyPic

Todas las fotos tomadas por mi.
Hay tres fotos de backstage en mi Tumblr.

Ah, y felicidades a Erich Ben por haber llenado el salón del desfile y por su excelente trabajo como RP a pesar de las fallas de Mercedes. Resulta curioso que la gente de la organización tenga problemas para pronunciar couture.

5

excesos

Para mi, la temporada de fiestas de fin de año empieza en la primera fiesta de disfraces de octubre y acaba el día de mi cumpleaños, en Enero.

Mi primera fiesta de disfraces es este viernes. Pronto aparecerá el aire frío y los días luminosos del año que se acaba.

Tal vez suene a una temporada un poco larga, pero si toman en cuenta que las vacaciones escolares solían durar dos meses, redimensionarán las cosas.

En fin. Fiestas = exceso. Sean responsables chicos, pueden excederse en las texturas de la ropa o en el maquillaje. Como Alessandra. Por ejemplo.

Image and video hosting by TinyPic

9

primeras impresiones sobre el nuevo Mercedes Benz DFashion plus Edgardo Luengas

Esta nueva fusión, la de Mercedes-Benz Fashion Week México y DFashion, genera expectativas. Los organizadores de ambas plataformas mencionaron, de muchas maneras distintas, que sumar hace la fuerza. Y estoy segura de que habemos muchos interesados en saber qué sale de la suma de dos plataformas con perfiles tan opuestos: la muy exclusiva y elitista Mercedes-Benz y la muy "alternativa" DFashion (esquematizándolo mucho, claro está).

Ayer, en la primera jornada, mi impresión fue que el carácter de DFashion desapareció. No sólo en el logo, que es muy Mercedes-Benz, sino en el público y más triste aún, en la relación con la blogósfera. Pero voy por partes.

El público de DFashion solía ser bastante incluyente, dentro de lo que cabe. Normalmente acudían estudiantes de distintas disciplinas y aficionados varios, aunque no necesariamente con el poder adquisitivo para comprar las prendas. La sensación de que ese público (o al menos parte importante de ese público) no estaba ahí ayer la tuve todo el tiempo, pero creo que lo que mejor lo demuestra fue que el desfile de Malafacha no se llenó. Yo había visto la presentación del trabajo de estos dos diseñadores en dos temporadas anteriores, siempre con lleno total, fans de hueso colorado y personas vestidas de la marca incluidas. ¿Esta vez? Ni de cerca. Eso lo contabilizo como una pérdida.

Anteriormente, la agencia de relaciones públicas de DFashion era muy accesible con los bloggers. Berenice y yo conseguimos nuestra primera acreditación como medio en DFashion primavera-verano 2010. Esta vez el registro para prensa sólo estaba disponible mediante la página de Mercedes-Benz. ¿Mi experiencia? Me registré y no obtuve respuesta, ni siquiera negativa, sólo un mensaje automático "nos pondremos en contacto con usted". En el caso de Aldo fue peor: le dieron una negativa al cuarto para las doce. Sin embargo, nosotros como bloggers sabemos que hay que buscarse las vías y si con la organización no funciona el otro camino es buscar invitaciones directamente con la marca. ¿La desventaja? Los lugares obtenidos no suelen ser tan buenos, y por buenos me refiero a tener un sitio con buen tiro para conseguir fotos decentes. El mejor lugar me parece indudablemente el área de fotógrafos, pero sin acreditación es imposible. ¿La última fila? Produce fotos con cortes muy extraños y ángulos poco favorables. Pero el día de hoy fue aún peor: Juan y yo teníamos invitación para dos shows en horario continuo y lo que sucedió fue que, a causa del retraso con el que inició Edgardo Luengas, cuando logramos salir e ir a recoger las invitaciones para Gianfranco Reni, estas se habían agotado. Y cómo no, con tanto retraso.

Lo anterior me lleva a otra observación. Mientras en las capitales de la moda el retraso de un show es noticia -Lanvin empezando tarde porque Alber Elbaz decide cambiar el calzado en el último momento o Marc Jacobs empezando tarde y causando el enojo de Suzy Menkes- aquí en México el retraso es regla general. Y hablamos de retrasos de 40 minutos. Se puede siempre aducir la proverbial impuntualidad del público, pero vamos, la gente no llega tarde al teatro y no suele llegar muy tarde al cine, luego entonces esa impuntualidad tiene remedio. Pero al parecer la organización de Mercedes Benz DFashion no tiene ningún interés en la puntualidad y eso me parece lamentable.

Mi conclusión, por hoy, es que en Mercedes Benz DFashion no les importa nada la democratización de la moda. Y sus razones tendrán. Sólo quiero observar que después de la invención del prêt-à-porter (ready to wear, listo para usarse) cuando sólo existía la alta costura, no ha habido otro movimiento tan grande de democratización hasta los tiempos que corren y que son los que nos tocan: la aparición de la moda low-cost y todo lo que sucede con el internet. Bloggers incluidos. Quede aquí escrito para futuras referencias.

***

Image and video hosting by TinyPic

Image and video hosting by TinyPic

Así que sólo pude entrar al desfile de Edgardo Luengas. Yo no sabía nada de él hasta hace seis meses. Su colección de invierno fue un descubrimiento grato: inspirado en los años 20, Luengas presentó una colección excelentemente ejecutada (y sentó a Blue Demon Jr. en primera fila, lo cual me pareció la mar de gracioso). Esta vez, estuvo a la altura de las expectativas que me causaran aquella colección.

Image and video hosting by TinyPic

Lo que vimos para primavera-verano 2011 fueron piezas muy comerciales, totalmente vestibles, elaboradas en textiles naturales de buena calidad. Una colección muy femenina, poseedora de un caracter propio y con unidad conceptual.

Image and video hosting by TinyPic

Image and video hosting by TinyPic

La mayoría de las siluetas ajustadas a la cintura, con escotes en el punto exacto para ser sexies sin llegar ni a rozar lo vulgar y con cortes precisos y bien ejecutados. Vestidos que a veces dejan al descubierto las piernas y los hombros, y presentados con un estilismo romántico y vagamente retro en el que destacaron los turbantes. Pensados para mujeres que gustan de la elegancia clásica, es decir ausentes de estridencia pero sin ser para nada aburridos.

Image and video hosting by TinyPic

Edgardo Luengas se va, ahora si sin duda, a mi lista de diseñadores mexicanos favoritos.

Image and video hosting by TinyPic

todas las fotos tomadas por mi

20

datos sorprendentes sobre un favorito de todos: el karaoke

Hace tiempo, cuando colaboraba con el blog de It's My Time, otro de los colaboradores publicó un post sobre el karaoke. Yo solía creer que el karaoke era un invento japonés pero en aquel post se decía algo diferente. Disfruté mucho leyéndolo y publicarlo aquí, traducido, era uno de mis pendientes. Se los comparto, pues. El autor es Miguel Paolo Celestial, autor del blog El Bosquejo, de Manila Filipinas.

***

No te metas con mi Karaoke.

Hay noches en las cuales mis vecinos no me dejan dormir. No es porque tengan una banda de rock o porque peleen y se avienten ollas y sartenes; es porque hasta muy altas horas de la madrugada, todos los miembros de la familia se enganchan con el karaoke como si sus vidas dependieran de ello.

Lo gracioso es que da igual si celebran un cumpleaños, si tienen visitas o si están en un velorio, en todos casos se canta y no precisamente canciones fúnebres.

Image and video hosting by TinyPic

Cantar es pasatiempo nacional en Filipinas. Se hace en todo tipo de eventos: desde bodas multitudinarias hasta noches solitarias de beber cerveza. En la tele siempre hay concursos de canto. En vista de todo lo anterior, no es extraño que sea un filipino (Roberto del Rosario) el dueño de la patente del aparato de karaoke. ¿Sorprendente? El resto del mundo cree que el invento y la cultura del karaoke son japoneses.

Se dice que en 1975, Del Rosario desarolló el sistema que permite funcionar a los karaokes, el cual fue rápidamente adoptado por los showmen filipinos que lo llevaban a donde quiera que se presentasen, incluyendo Japón. El resto es historia: el karaoke se difundió por el resto de Asia y eventualmente por Estados Unidos, volviéndose parte de la cultura norteamericana (y llegando a protagonista de memorables escenas del cine como en When Harry Met Sally y My Best Friend Wedding*)



* No está en el texto original, pero yo añadiría mi escena de karaoke favorita: la de Lost in Translation.



Los filipinos se obsesionan en serio con el canto, lo cual es la gran cosa si la gente está contenta y se divierte, aunque desafortunadamente en ocasiones la obsesión va mucho más allá. Se han dado casos de asesinatos con violencia derivados de una noche de karaoke, ocasionados por personas que no sólo estaban enojadas por el ruido que hacían sus vecinos, sino también por la manera en la que esos vecinos interpretaban determinada canción. A esos asesinatos se les conoce como My Way Killings (asesinatos A mi manera). Ajá, adivinaron. Todos ellos son resultado de gente cantando el tema que hiciera famoso Frank Sinatra.

En una ocasión, el guardia de seguridad de un bar se quejó porque un chico estaba desentonando al cantar A mi manera. Cuando el chico se negó a dejar de cantar, el guardia sacó una pistola y le disparó. En otra ocasión, un oficial de policía sacó su arma cuando los parroquianos del bar en el que estaba reaccionaron negativamente a la interpretación del oficial. No se sabe a ciencia cierta cuantas peleas y muertes han sido resultado de A mi manera, pero el fenómeno ha dado pie a estudios. Algunos académicos afirman que la letra fuerte y arrogante de la canción hace aflorar el macho que los hombres llevan dentro. Otros expertos dicen que la canción resulta fatal cuando se interpreta en una sociedad violenta como la filipina, en la que además el uso de armas de fuego no esta debidamente regulado.

Sea cual sea la razón, los dueños de bares e incluso las familias han optado por no incluir A mi manera en sus repertorios, por temor a la posible violencia. Es una extraña excepción, considerando que el karaoke resulta, normalmente, un pasatiempo bastante alegre y positivo. Menos cuando no.


9

¿en qué piensas cuando piensas en 'sexy'?

Algunas mujeres piensan en Alexa Chung.

Image and video hosting by TinyPic

Algunos hombres piensan en Taylor Momsen.

Image and video hosting by TinyPic

Algunas mujeres piensan en Prada.

Image and video hosting by TinyPic

Algunos hombres piensan en Balmain.

Image and video hosting by TinyPic


¿Tu en qué piensas cuando piensas en sexy?
23

Vogue Shopping Experience

En cortito: Vogue Shopping Experience es un día especial de compras, en el cual algunas boutiques de Masaryk (Polanco, Ciudad de México) ofrecerán actividades especiales y horario ampliado.

La fecha: 11 de Noviembre.

Toda la info aquí: vse.vogue.com.mx

***
Supongo que lo primero que viene a la mente es la Fashion's Night Out, pero los organizadores de Vogue Shopping Experience dicen este evento nace de un impulso distinto: el objetivo primordial es acercar a los consumidores a la avenida icónica que es Masaryk.

Hubo algo que me llamó la atención en la conferencia de prensa; las cuatro personas que hablaron dijeron que es importante que los consumidores "pierdan el miedo" a acercarse a las boutiques de lujo de esa avenida. Y por lo demás, entiendo que por "miedo" se refieren a lo que hablábamos nosotros aquí hace unos días: entrar a esas tiendas puede ser un poco intimidante.

Pues nada, la idea es que el 11 de noviembre cualquiera se pueda pasar por ahí, caminar a lo largo de la calle (aunque también habrá servicio de turibús), quizá entrar a una tienda a la que no has entrado antes. Mironearlo todo y llevarte regalos. Comprar algo bonito.

Las actividades especiales están programadas entre 5:30 de la tarde y 9:30 de la noche.

En Chanel, por ejemplo, tendrán una barra de manicure para que pruebes Les Khakis.
En Dogma, una cata de vino y chocolate.
En Hermès, especialistas con los cuales podrás aprender las muchas maneras de ponerte una mascada, igual que en las Pop-up Stores londinenses de la marca.
En Pronovias habrá una exposición de vestidos de Elie Saab.

En muchas tiendas habrá cócteles de cortesía, champaña y ventas especiales a meses sin intereses con tarjetas participantes. Para saber todas las boutiques que participan, click aquí.

Hay una playera oficial del evento, y una bolsa. Ambos objetos se pueden conseguir si y sólo si tienes el Pasaporte de Vogue Shopping Experience. Conseguirlo es muy sencillo. Hay que llenar un registro en línea (aquí) y después canjear tu hoja de registro por tu pasaporte, en cualquiera de las boutiques participantes.

Image and video hosting by TinyPic

Image and video hosting by TinyPic

De entrada, a mi me parece muy divertido todo eso. Y si piensan ir, pónganse algo bonito. No sólo porque por ahí andarán los fotógrafos de Vogue y de muchas otras publicaciones, sino porque casi seguro que se pueden topar de frente con algun blogger de estilo callejero. Yo pienso llevar mi cámara, así que están avisados.

Por cierto: hace tiempo Bere y yo publicamos una guía de compras de Masaryk, quizá les resultara útil para la ocasión. Si quieren echarle un ojito, empieza aquí. La guía publicada en papel está acá.




12

porque, en fin, todos somos los mismos

Cuando hacía teatro solía coleccionar imágenes que algún día pudieran ser detonadoras de un impulso exacto, que transmitieran una idea o una sensación certera la cual yo no podría traducir en palabras.

Pesqué esa costumbre cuando todavía estaba en la escuela. Con el tiempo he descubierto que no recolecto imágenes para una obra que quizá un día pondré en escena (como pensaba entonces), sino al revés: cuando una obra se me ha clavado muy hondo, empiezo a verla en todos lados.

Así me pasó con la fotografía en la que dos policias israelíes se llevan a un niño palestino de unos doce años. El niño tiene un gesto aterrado y los pantalones mojados desde la entrepierna hasta las rodillas. Esa imagen la recorté del periódico y la guardé pensando que así tuvo que ser el gesto de Astianacte cuando los Aqueos se lo llevan, ante la mirada de su madre Andrómaca, para matarlo lanzándolo desde una torre.

Perdónenme la violencia repentina, no se me olvida que este es un blog de moda y ustedes entran aquí y normalmente encuentran tatuajes Chanel, pero apelo a su condición de lectores de novelas o espectadores de cine o fans de Alexander McQueen. El arte muchas veces habla de lo más tenebroso de la naturaleza humana...

Como siempre, demasiados párrafos para llegar a donde quería, es decir mi nueva adquisición para recodarme que desde la antigüedad clásica hasta ahora, hemos cambiado bien poquito.

Image and video hosting by TinyPic

Una mujer que es todas las mujeres del mundo. Que es todas las Penélope de la historia, esperando amorosa el regreso de Ulises. Su gesto de cepillarse el cabello es tan cotidiano que no reviste ninguna importancia, y a la vez es tan antiguo como la primera narración en la que una mujer esperó paciente e ilusionada la vuelta de su compañero. Hay quienes creen que todas las amantes son altas y esbeltas y de bonitos rostros, pero la vida no es una película de Hollywood aunque a veces las historias tengan final feliz.

***

Toda esa colección de imágenes del rescate de los mineros de San José, aquí. Hay fotos muy emotivas, con lágrimas y sonrisas enormes y abrazos. Sin embargo a mi me atrapó el gesto de vanidad de Lilianett. En ese gesto está contenida la razón de cualquiera de nuestros blogs de moda. Sé que sólo por eso me perdonarán el desvarío.

11

volver a la escuela

Uno de los jugadores con más peso a la hora de definir la moda de la calle, son los distribuidores al menudeo de ropa de "bajo coste" (¿alguien dijo Inditex?). Ya podrás tu querer ponerte lo que sea, si no encuentras donde comprar la prenda, hasta ahí llegaste. O pongamos que no, que eres muy creativa y puedes conseguir casi lo que sea en un mercadito o que puedes hacer lo que sea con tus manitas. Muy bien, pero entonces perteneces a una creativa y a afortunada minoría y la moda en la calle está hecha de mayorías.

Toda esta disertación para decir que, en las cadenas de moda pronta, les encanta el look de colegiala... a lo Gossip Girl o lo High School norteamericano genérico. Todos los otoños los aparadores se llenan uniformes modificados. Pero, si te gusta esa onda, es recomendable atender a las variaciones del año respectivo. El estilismo del catálogo de Zara resulta bastante didáctico:

Image and video hosting by TinyPic

Muchas capas, zapatos toscos o mocasines noventeros, mucho color caramelo y si está combinado con mezclilla, mejor. Los detalles son importantes: calcetas, bolsos de aspecto escolar y tartán como todos los otoños.

El tono adecuado de los accesorios es como el del catálogo de Urban Outfiters:

Image and video hosting by TinyPic
Aprovecha los zuecos de primavera una temporada más, combinándolos con calcetas.

Image and video hosting by TinyPic
Los gorros, además de mantenerte calientita, dan personalidad instantánea. Los suéteres de Cesarín son un básico gracias a Miuccia Prada.

Image and video hosting by TinyPic

Esta tarde me dediqué a buscar estilismos en Polyvore, a manera de propuestas para este otoño. A saber:

Image and video hosting by TinyPic
Si no sabes que el caramelo es el color de este otoño-invierno, asumiré que es la primera vez que lees un blog de moda. Funciona combinado con cualquier color, pero estoy segura de que prendas negras hay de sobra en cualquier guardarropa. Atención al bolso bandolera.

Image and video hosting by TinyPic
Caramelo con crema, otra combinación ganadora. Atención a los taconcitos bajos o kitten heels, triunfadores en todas las pasarelas para la próxima primavera-verano, si lo tuyo no son los taconazos, adopta a sus hermanos pequeños desde ya.

Image and video hosting by TinyPic
El rojo es otro básico de esta temporada. Y las tiendas están llenas de prendas rojas, así que es un buen momento para hacerse con uno. Personalmente, si tengo que elegir entre un abrigo caramelo o uno rojo, optaría por el rojo: es atemporal y no grita que te esfuerzas demasiado por estar a la moda, ambas cualidades que el caramelo va a tardar un poco en recuperar una vez que pase la fiebre uniformadora. Atención a la falda de colegiala, no la uses demasiado corta a menos que vayas a audicionar para el remake de Rebelde.

Image and video hosting by TinyPic
Los botines con cordones también son parte del calzado favorito de la temporada. En este estilismo hay varios elementos que me emocionan: gorro peculiar, faldita vagamente veraniega acondicionada gracias al uso de medias tupidas o directamente mallas, un bonito abrigo. ¿Ya notaste las claves?

Image and video hosting by TinyPic
Y por último, este estilismo que parte de un vestido tartán, con zapatos de cordones o botas andróginas pero de un color que no deje lugar a dudas. Nótese una vez más la importancia de un abrigo bonito y de buena calidad, no caigas en la tentación de comprar uno de los clones de Burberry que hay en Bershka, a menos que estés dispuesta a desahacerte de él en febrero y a que ya tengas en el clóset el abrigo de tu vida. Si no es así, no gastes aún en baratijas.

¿Cuál es tu prenda favorita del otoño?

11

el día que me estafaron en una boutique Chanel

Bueno, no. Ese es un título amarillista, pero ahora que tengo su atención déjenme que les cuente el malentendido.

Se los cuento porque a mi me pasa como a Mónica Geller. ¿Recuerdan ese capítulo de Friends, donde una chica le roba su tarjeta de crédito? Cuando Mónica revisa el estado de cuenta, se queja de que la ladrona se da la gran vida e incluso "¡compra en tiendas donde a mi los vendedores me intimidan!".

Puede ser bastante intimidante Masaryk, con sus guardias trajeados en las puertas y las vendedoras altas y bien vestidas, pero ¿saben qué? nadie te cobra por mirar y definitivamente nadie puede molestarte por hacerlo. En todo caso, lo que a mi puede sorprenderme es que me han tocado vendedoras más rudas en El Palacio de Hierro.

Hace tiempo, Bere y yo estuvimos en la boutique de Marc Jacobs ahí en Masaryk y nos trataron inmejorablemente, bueno, es trampa porque teníamos un permiso para tomar fotos (las puedes ver aquí). Después fui con mi hermano a comprar un perfume para mi mamá. E igual nos trataron súper bien a pesar de nuestro aspecto de hippies trasnochados.

Image and video hosting by TinyPic

A pesar de ese antecedente, Chanel me intimidaba y Louis Vuitton ni hablar. No había entrado nunca. Fue necesaria la compañía de Juan para animarme. La semana pasada andábamos por ahí y entramos a Louis Vuitton a ver de cerca las prendas y los zapatos de la colección de invierno. Sólo tenían dos vestidos de esa colección: este y este.

Después entramos a Chanel y es cierto, la experiencia de compra fue una experiencia Chanel. Los empleados agradables sin ser empalagosos, nos ofrecieron algo de beber y vimos de cerca las prendas de la colección inspirada en Shanghai, los zapatos con camelias y los lentes de sol. Yo compré los tatuajes temporales y salimos de ahí con una gran bolsa negra que pone "Chanel", cerrada con una camelia y un listón blanco muy mono. Incluso me devolvieron la tarjeta de crédito en una pequeña fundita también con una camelia. Ya saben, los pequeños detalles que hacen las grandes diferencias.

Más tarde, ya en casa, abrí mis tatuajes y vaya desilusión... en vez de las cinco planillas que debería haber encontrado, sólo había dos. Me alteré un poco y llamé inmediatamente para hacerles saber la situación, la chica que me atendió en el teléfono me recordaba y me dijo que no había problema, que fuera a cambiarlos. También me dijo que le parecía muy raro y eso me prejuició, me hizo pensar que al día siguiente me tratarían como una ladronzuela que pretendía conseguir ocho planillas por el precio de cinco.

Con todo y mis prejuicios y mi ropa de mercadito, fui a la boutique al día siguiente. Me atendió la chica que había tomado mi llamada, me dió un paquete de tatuajes (esta vez, completos) y me ofreció una disculpa.

Image and video hosting by TinyPic

Y, en fin. Amo mis tatuajes falsos, indoloros y duraderos (me puse el primero el sábado y todavía está intacto -hoy es lunes en la noche-). Son verdaderamente bonitos.




17

no hay nada en el mundo que no pueda ser derrotado por la poesía

Caminos del espejo
Alejandra Pizarnik

I
Y sobre todo mirar con inocencia. Como si no pasara nada, lo cual es cierto.

Image and video hosting by TinyPic

II
Pero a ti quiero mirarte hasta que tu rostro se aleje de mi miedo como un pájaro del borde filoso de la noche.

III
Como una niña de tiza rosada en un muro muy viejo súbitamente borrada por la lluvia.

IV
Como cuando se abre una flor y revela el corazón que no tiene.

V
Todos los gestos de mi cuerpo y de mi voz para hacer de mí la ofrenda, el ramo que abandona el viento en el umbral.

VI
Cubre la memoria de tu cara con la máscara de la que serás y asusta a la niña que fuiste.

VII
La noche de los dos se dispersó con la niebla. Es la estación de los alimentos fríos.

VIII
Y la sed, mi memoria es de la sed, yo abajo, en el fondo, en el pozo, yo bebía, recuerdo.

IX
Caer como un animal herido en el lugar que iba a ser de revelaciones.

X
Como quien no quiere la cosa. Ninguna cosa. Boca cosida. Párpados cosidos. Me olvidé.
Adentro el viento. Todo cerrado y el viento adentro.

XI
Al negro sol del silencio las palabras se doraban.

XII
Pero el silencio es cierto. Por eso escribo. Estoy sola y escribo. No, no estoy sola.
Hay alguien aquí que tiembla.

Image and video hosting by TinyPic

XIII
Aun si digo sol y luna y estrella me refiero a cosas que me suceden. ¿Y qué deseaba yo?
Deseaba un silencio perfecto.
Por eso hablo.

XIV
La noche tiene la forma de un grito de lobo.

XV
Delicia de perderse en la imagen presentida. Yo me levanté de mi cadáver, yo fui en busca de quien soy.
Peregrina de mí, he ido hacia la que duerme en un país al viento.

XVI
Mi caída sin fin a mi caída sin fin en donde nadie me aguardó pues al mirar quién me aguardaba
no vi otra cosa que a mí misma.

Image and video hosting by TinyPic

XVII
Algo caía en el silencio. Mi última palabra fue yo pero me refería al alba luminosa.

XVIII
Flores amarillas constelan un círculo de tierra azul. El agua tiembla llena de viento.

XIX
Deslumbramiento del día, pájaros amarillos en la mañana. Una mano desata tinieblas, una mano arrastra la cabellera de una ahogada que no cesa de pasar por el espejo. Volver a la memoria del cuerpo, he de volver a mis huesos en duelo, he de comprender lo que dice mi voz.
4

de las cosas intrascendentes en las que uno piensa a veces

Saber quién se ganó el Nobel de Literatura es, todos los años, un evento mayor en casa, porque esa es una de nuestras fuentes de lecturas nuevas. Luego no nos gustan los premiados... pero qué le vamos a hacer. Por eso, por el descubrimiento que implica un nuevo premio Nobel, este año se siente al menos extraño conocer ya al escritor en turno.

En fin. Como dicen por ahi y dicen bien, de este lado del mundo levantan suspicacias -por decir lo menos- las posturas políticas de Mario Vargas Llosa, el ganador de este año. Aunque papá ya lo sintentizó en menos de 140 caracteres: se premia la obra literaria.

No es mi intención ponerme a juzgar a los viejitos de Estocolmo, más bien quiero compartirles dos momentos importantes de mi vida como lectora. Son dos anécdotas mínimas pero me conmueve pensar que un peruano ahora español que vive en Nueva York y que se ganó en Suecia el más importante premio literario del mundo, es de alguna manera parte de mi vida, aunque me caiga gordo. Ahí les voy.

Tenía 11 años y acababa de saltarme la etapa de la llamada "literatura juvenil" para aterrizar directamente en los latinoamericanos contemporáneos. En esa época apenas estaba descubriendo el librero familiar en el que estaba La tía Julia y el escribidor. No recuerdo qué me llamó la atención. La portada, supongo. Me aburría con los pasajes de la tía pero me divertía mucho con las radionovelas así que saltaba los capítulos y luego no entendía porqué diablos siempre describían igual a un personaje que no era el mismo. A estas alturas ya olvidé casi todo pero recuerdo un capítulo con una audiencia en un juzgado en la que un tipo se va a cortar los genitales con unas tijeras de jardín... o de hecho se los corta. Dios, recuérdenme que ahora si tengo que leerla. De pronto no hallé el libro en ninguna parte y hasta la fecha he considerado ese extravío como (al menos) sospechoso y lo considero el primer y único acto de censura sufrido en mi vida. Aunque también puede ser que el libro quedó por ahí o lo prestaron o yo que sé y durante veinte años me he estado contado un cuento. Debo recordar preguntar en casa.

La segunda historia es de cuando estaba en la preparatoria y tenía la saludable costumbre de leer novelas en clase. Un día estaba metidísima en La Guerra del Fin del Mundo y el profe se dió cuenta, así que me llamó por mi nombre y me hizo una pregunta súper evidente sobre el tema que estaba tratando en ese momento. Yo contesté algo así como "el ciclo del agua" que venía ser un disparate total y me sonrojé. El profe dijo "guarda eso" y siguió con su clase. Yo guardé mi novela. Nunca, en mis años de lectora, nunca he tenido una sensación tan certera de ficción aceptada como realidad y nunca una peor interrupción que ese día... un momento de la vida en el que yo andaba de viaje muy lejos, en un paisaje amarillo, meridional y requemado, rodeada de santones y mendigos, campesinos, andrajosos y podía escuchar hasta el ruido de los bichos y entonces la voz del profe y mi cara estupefacta, con la boca abierta, descubriéndome -tras una eterna fracción de tiempo mirando el pizarrón- a mi misma en un salón de clases para responder "el ciclo del agua" y descubriendo que los viajes entre dimensiones son eso y nada que salga en un programa de televisión.

Las experiencias que marcan en la vida no tienen por fuerza que ser enormes. Felicidades pues, al señor Vargas Llosa.

6

bienvenida a casa, Sarah

Existe entre nosotros algo mejor que un amor: una complicidad.
Marguerite Yourcenar.


Sarah Burton no la tenía (tiene) fácil como sucesora de Alexander McQueen. Sin embargo, nadie trabaja 15 años junto a alguien como McQueen nadamás porque si.


Burton no podría limpiar la mesa y empezar a diseñar en pliegos blancos, desde cero. Y quienes decidieron dejarla al frente de la casa lo sabían y decidieron bien. Cuando murió Alexander, por todo internet se soltaron los rumores acerca de cuál diseñador súper estrella podría hacerse cargo, pero ahora es evidente que ninguno. Se quedó alguien que, al final de cuentas, es (era) una segunda a bordo.


Esta colección es un poco revisión de archivo (usando muy permisivamente el término), definitivamente una continuidad, pero ante todo es un emotivo homenaje. Se siente que lo es. Burton empieza con firmeza a la vez que con humildad, segura de si misma, y parte de esa seguridad implica saberse alguien distinto de su mentor y no pretender engañar a nadie.


Mi primerísima impresión fue que la colección no cuenta con la coherencia conceptual de una colección firmada por Alexander pero luego vi este vestido de mariposas:

Y entonces tuve la certeza, más emocional que racional, de que Sarah está despidiéndose de Alexander. Ya vendrán los tiempos en los que la veamos a ella, pero todavía no es ahora.


Las primerísimas impresiones no son exactamente lo más recomendable en cuanto a moda se refiere y por una vez preferí no ver las fotografías que circulan por la red a las pocas horas (o minutos) del desfile. Esperé al video y valió la pena. Había que ver estas prendas en movimiento y mirarles los detalles.


El excelente patronaje de la marca no ha sufrido ni un ápice. Los largos vestidos se mueven con esos movimientos oníricos de siempre, sigue habiendo barroquismo y drama, aunque menos que antes. En este trabajo de continuidad, Burton retomó muchos elementos muy familiares para nosotros espectadores: el trabajo de los estampados, el tratamiento del cuero, algunos de los mínimos detalles (y hay muchos).


Lo escribiré una vez más: Sarah Burton no es Alexander McQueen, y una de las implicaciones es que el alma de las piezas presentadas se siente distinta.


Ella misma dijo, tiempo atrás, que sus diseños contendrían "menos angustia". Y es cierto, es evidente una nueva naturaleza femenina y la ausencia de los demonios de Alexander. La traducción terrenal de eso es una colección más comercial por momentos, la cual no está exenta de fantasía y de trajes como el inmóvil de las espigas de trigo.


Mención aparte merecen los zapatos, perfectos.


Respeto total para Sarah Burton.



15
Back to Top