tu corazón enorme que ha dejado de latir, descansa


el mundo es tan bonito y yo tengo tanta pena de morir

No, yo no conocía a Saramago antes de que ganara el Nobel. Tampoco a Orhan Pamuk ni a Doris Lessing. ¿Cómo descubre uno a sus autores favoritos? Te los recomienda un amigo, topas con una reseña en internet, les dan el Nobel y salen en todos los periódicos. Jamás entenderé (últimamente ando corta de entendederas) a la gente que presume de conocer a un autor / músico / cineasta antes de que se haga muy famoso. Me pregunto si son personas que sólo tienen sexo con vírgenes.

Ayer por la mañana me enteré de que se murió el viejo y me conmoví porque tengo un vínculo muy emocional con su trabajo. Creo que es de los autores que más veces me han hecho llorar... de tristeza, pero también de emoción o de alegría o de indignación.

La única vez que he estado en Europa me separé de mis amigos porque ellos querían ir a Italia pero yo quería conocer la Lisboa de las novelas de Saramago, los mosaicos y las callecitas de subida y bajada y las escaleras agotadoras y el rio Tajo. Amé (amo) Lisboa de la misma manera en que la había amado antes, solamente leyéndola.

José Saramago estaba lleno de amor, tenía que estarlo, si no de qué otra manera podía plasmar en palabras lo bello y lo terrible del género humano, el amor de pareja o el filial o el amor incondicional de un perro. Y también estaba lleno de un sentido del humor lacerante o absurdo, enorme como las grapas gigantes con las que iban a sostener a la península ibérica que se desprendía del continente o humilde como las migajas de un pastelito de nata desparramadas en un plato vacío.

Saramago sabía escribir sobre lo verdadero, pero si no me creen, al menos concédanme crédito si les digo que es de esos hombres que ha hecho más bonita mi vida. Su voz como el canto, en la madrugada, de un almuédano ciego. Ahora que se ha ido quiero creer que se fue sin tener casi nada que lamentar. Adiós, viejo. Y gracias por todo.

11 comentarios

  1. que hermoso tu adios al Maestro Saramago.

    ResponderEliminar
  2. Muy padre tu comentario. Muy padre también tu estilo al escribir. Lo único que no me gustó del todo es que llamaras viejo a Saramago. Aunque no es común en las mujeres, supongo que lo haces cómo lo haría un hijo ante la muerte de su padre.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. gracias por estas palabras, has puesto lo que siento
    primera vez en tu blog y estoy impresionada
    te sigo¡
    besos
    aleRcruz
    http://aleslookbook.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  4. Sí, es de esas personas que pueden ser veladas entre libros y trasmitir la paz de que no lamentan nada... Excepto la falta de compañía y por eso llaman a sus amigos, como parece que pasó con Monsiváis...

    Brindo con oporto por su maestría.

    ResponderEliminar
  5. Descanse en paz el gran Josè Saramago... uno de mis escritores favoritos que tambièn comencè a leer despuès de que ganò el Nobel...

    ResponderEliminar
  6. Querida botica pop, tengo el gusto de decirte que si conoci la obra de Saramago años antes que ganara el Nobel, estaba estudiando en la facultad de ingeniería de la UNAM y uno de mis hermanos tenia el libro “Ensayo sobre la ceguera”, lo tome a escondidas para leerlo y de ahí en adelante comenze a buscar mas libros de su autor, aunque no sabia ni siquiera quien era o que habia ganado un nobel. En mi carrera era dificil que recomendaran una lectura que no tuviera que ver con matematicas y circuitos, si tome un par de materias que no se relacionaban directamente con la ingenieria y donde nos recomendaban otro tipo de libros, pero las novelas de Saramago las conoci por casualidad y por voluntad las lei. A pesar de su muerte su legado queda presente eternamente para otras personas que espero de todo corazon decidan leerlas por voluntad y no por curiosidad debido a su muerte o solo para intentar descubrir que hay detrás de la mente de un ganador del nobel…

    ResponderEliminar
  7. Si me preguntas mi libro favorito: "Ensayo sobre la ceguera", nadie podría retratar con mayor fidelidad la crueldad y la misericordia humana.
    Botica...Ya siento que te quiero.

    ResponderEliminar
  8. puse un link a tu blog en el mio, espero no te moleste =) saludos
    aleRCruz

    ResponderEliminar
  9. Verdaderamente que es una pena...nos queda su extensa obra, de la cual debo decir, que ensayo sobre la ceguera, es uno de los libros que mas me ha transmitido, todo, angustia alegria, esperanza, pocos autores logran eso!! en este mundo en el cada vez hay menos cosas suceptibles de senibilizar y remover.

    ResponderEliminar

Back to Top