4.22.2010

unas reflexiones sobre lo alternativo y porque DFashion no lo es (o no lo es especialmente)

Nunca me ha gustado mucho el título de alternativo aplicado a quehaceres artísticos. Me parece una ridiculez decir ‘teatro alternativo’ o música o, por supuesto, moda. Considero que hay mejores adjetivos para llamar a todo aquello que no tiene un sitio dentro de las corrientes dominantes (ajá, si, mainstream –estoy intentando limitar mi uso de anglicismos-).

Normalmente se usa ‘alternativo’ como una etiqueta para aplicar a todo aquello que no se sabe como etiquetar, en el mejor de los casos. También se utiliza para expresiones minoritarias y/o con poco tiempo de desarrollo. Pero a mi me dicen que algo es ‘alternativo’ y directamente pienso en raro y chafa (malhecho, corriente).

Hablemos de lo experimental. Si no lo entiendo, debe ser porque es experimental. Alternativo y experimental. Caray. Como si en las grandes casas de moda los diseñadores no estuvieran experimentando todo el tiempo. Como si el coreógrafo de Madonna no hiciera un trabajo totalmente experimental.

No tengo nada en contra de lo comercial. Si se vende, es posible que sea bueno. Evidentemente también puede ser porque tiene un gran aparato publicitario detrás, lo cual no forzosamente elimina la calidad. Pero si quitas todas las estrategias de venta detrás de un producto, lo que queda al último siempre es la calidad. Pongamos por ejemplo el llamado teatro comercial (y anoto al margen: odio seriamente ponerle etiquetas al teatro), no todo ese teatro es malo o intrascendente, pero la gente va porque en el reparto hay actores muy famosos que salen en la televisión, lo que no implica forzosamente que sean buenos actores, o porque es una puesta en escena de una famosa película hollywoodense o porque, no sé… ¿porqué van ustedes al Teatro de los Insurgentes, por ejemplo? Sin embargo, si una obra con actores desconocidos o recién salidos de la escuela, sin presupuesto para difusión y en algún lugar recóndito de la ciudad tiene lleno en todas las funciones, seguramente es una obra que vale la pena en términos artísticos. (Vale, y si no se vende no significa lo contrario pero ese es otro post).

En el campo del quehacer artístico, hasta el creador más establecido debería estar capaz de buscar alternativas a si mismo. O no y lea usted Christophe Decarnin que hace cosas muy chidas y las seguirá haciendo hasta que todos nos aburramos. Perdón es que no podía dejar de mencionarlo.

Toda la parrafada porque estaba leyendo por ahí que DFashion es la impulsora de diseñadores alternativos. Yo me ofendería un poco…

Les dejo este post intermedio para compensar que no he escrito nada en estos días. Por primera vez estoy preparando reportes decentes. Bueno, decentes para mis estándares, ahí luego me dirán si si o si no.

Por cierto, para los que preguntaban quién sentó a BlueDemon Jr en la primera fila de su desfile, fue Edgardo Luengas en Mercedes Benz Fashion México y a mi me pareció en verdad muy divertido. Por otro lado, la colección fue una de las mejores que he visto en una pasarela mexicana desde que voy a pasarelas mexicanas. Es poco tiempo, ah. Poner las fotos y el post de ese desfile está en mi plan editorial (oh pues, se siente bonito decir eso, si tienen un blog inténtenlo).

Dfashion Otoño/ Invierno 2010 1era jornada.
Dfashion Otoño/ Invierno 2010 2da jornada.

9 comentarios:

  1. Pues a mi lo alternativo, como tu, se me hace raro, la verdad es que no me llama y pues si voy a ver algo alternativo, es por que es divertido. Como tú y si ya lo sabías, también me gustó lo de Edgardo, estuvo bien a mi parecer y pues yap.

    Saludos! (n_n)

    ResponderEliminar
  2. Coincido en la negativa de ponerle etiquetas a las cosas, y hay veces en que se cae en lo incorrecto por tratar de "mantener" la etiqueta y al final resulta ser un circo.

    Con las 80 plataformas de moda en el país, uno ya no sabe que es lo "ideal" pero yo siento que lo importante es que los diseñadores muestres sus propuestas, ya sean "alternativas" "comunes" o como se les quiera llamar, al final del día habrá a quienes les guste, a quienes no y a quienes les de igual.

    Ánimo con sus editoriales!!, de nuevo, un gustaso haberla conocido en persona y mucha suerte!! :D

    ResponderEliminar
  3. La alternatividad es un término tan manoseado y tan prostituido que debería desecharse o redefinirlo. Cada que me dicen "alternativo" pienso en los 90. O peor, en el comité del CGH en mi facultad. No más rollo alternativo por favor.

    ¿Y... si los diseñadores, en vez de ser "alternativos" se dedicaran a vender? Porque por lo menos Ale Quesada, Paola Hernández y Macario venden y por eso prosperan.

    Te dejo esas reflexiones de tarea, me dices si sale un post conjunto ;)

    Besos!!!

    ResponderEliminar
  4. "En el campo del quehacer artístico, hasta el creador más establecido debería estar capaz de buscar alternativas a si mismo."
    Eso, eso, eso ...
    Mucho, mucho, mucho.

    ResponderEliminar
  5. pues si el termino esta tremendamente choteado y ya con mala fama, pero que se le va a hacer siempre habra gente que no sabe como etiquetar las cosas a mi me gusta llamarle solo arte y yao teatro, ni alternativo ni comercial solo teatro, anyway

    un besote!!

    ResponderEliminar
  6. Que buen post, me gusta como escribes... que risa con el blue demon.. no habia visto ese post, ya lo chequé al igual que las fotitos del DFashion.

    Saludos,
    Clau!

    ResponderEliminar
  7. amen! jaja alternativo para mi es igual a sin sentido...

    ResponderEliminar
  8. nada de lo que vi me parece alejado de las corrientes actuales, no se, supongo que quisieron emplear el termino alternativo como sinomino de trangresor o de perdis rarito a lo lady gaga pero pues, a mi ver, no

    ResponderEliminar
  9. Los términos pueden crear, destruir o transformar a lo que se aplican. Pero en algún momento se vuelven un lugar común del que se sabe tan poco como del sentido íbidem...

    ResponderEliminar

Tones Template | Designed by Pink + Lola