10.07.2008

El último post de La Divina en Elle.es

Septiembre 30, 2008

Fiesta de Loewe en San Sebastian

Dears Elleaddicts,
Tras unas weeks delirantes, en el sentido profesional y sexual de la palabra (profesional y sexual for separado, of course), aterricé en Madrid para fly to San Sebastián (SS para la cool people) destino: la party que haría history en la capital del cine norteña.
La mañana del miércoles la pasé de reunión de Elle.es a reunión de Elle (papel) a modo de terapia descargando todo aquello que llevaba inside y que era incapaz de verbalizar, defecto de una educación exquisita. En ocasiones, las It Girls somos incapaces de decir lo mal que nos sentimos en determinadas situaciones, for considerar que sería de mala educación. Cosas de la life.
Dejé a la pobre María Llanos (subdirectora de Elle) y una redactora de la revista, de la que no recuerdo el nombre, con la palabra en la mouth para desplazarme velozmente hasta una comida con mi adorada Silvia Casas, a punto de ingresar en el club de las casadas by Valentino.
Más desplazamientos veloces hasta Pedro del Hierro para verme con María León, interrumpido por un “encuentro” de alto contenido erótico con Álvaro Muñoz Escasi, que sexy estás con traje de chaqueta, y more prisas para llegar a tiempo for tomar un té, algo tardío, en casa de mi querida Carmen Lomana.
Copa de Möet en el Corte Inglés de Ortega y Gasset mientras esperaba el chófer para ir a la party de presentación de la new jefa de comunicación de Hugo Boss, Bárbara no se what, imposible recordar el apellido, algo que me consuela al saber que entre mis mega It Girls friends ocurre lo same.
De la terraza de HB (las siglas parece que una vez more son lo more, valga la redundancia) prácticamente me encaminé a la T-four para tomar el vuelo con destino a la LPSS (Loewe Party in San Sebastián).
Uno de esos vuelos aburridos, en un avión diminuto, que me permitió disfrutar de one hour de sueño, algo de lo que estaba ya casi desenganchada, dormir no es necesario si tienes muchas parties a las que asistir, y sino que se lo digan a Paris o Lindsay.
Nada more poner un pie en el airport de SS, reparo en el hecho de que el chofer no está, desolada me veo en la obligación de telefonear a Mónica Villar (responsable de Comunicación y RRPP de Loewe, y una de esas personas a las que puedo considerar mi soul gemela).

La Divina: - Mónica, yo soy muy pro chofer de toda la life, you know. Y después de la week que llevo esperaba que estuviera aquí. ¿Qué ocurre?.
La pobre Mónica se disculpa, deja abandonadas a sus “portuguesas” en la 303 y cell phone en hand lo soluciona todo dos minutos antes de que decidiera replantearme mi momento Loewe en SS y tomar un taxi para llegar hasta el Maria Cristina.
Mi llegada al María Cristina coincide con la de la aparición estelar de una de las stars que recibirá premio durante el Festival y que es probable que asista a la party de Loewe. De hecho, y en honor a la truth, tengo un contrato draconiano con esa star para hacer de best friend durante 10 horas, ni one minuto arriba ni one minuto down. Con el tiempo justo de verificar que mi maleta está en la suite, de que no hay flores fresh en la misma pero sí una cantidad ingente de gifts by Loewe, me marcho a “jugar con mi best friend by contrato”.
Recibimiento propio de amigas que no se conocen de nothing, besos al aire, que mona estás, tu más, no tu, para nothing tu…qué te vas a poner esta tarde y esas cosas. Preparamos un par de estilismos, uno for si hace good tiempo y other por si es malo. Y antes de que me de cuenta me coloca una American Xpress red en la mano y una cámara de photos para que le haga algunas compras y fotografíe los lugares emblemáticos de SS, mientras ella se marcha con su marido a ver el Guggenheim de Bilbao. De verdad que no puedo con la life. Pero teniendo en cuenta lo que me han pagado por esas 10 horas, y de que uno de los regalos era for me, mereció la pena. Nota: next time me descargaré las photos de las ciudades por Internet mientras me tomo una copa de Möet en el primer cyber class A que me encuentre.
Viaje al centro del universo: suite 303.
Tras una jornada maratoniana que me impidió incluso el hecho de comer, algo que tampoco está nada de moda y que hacerlo en público siempre me pareció de muy mal gusto. Me acerco hasta la suite 303 habilitada en el María Cristina para saludar a Lorena Morlote y pedirle unos minutos para relajarme con un baño y una copa de Ribera del Duero.
Nada more atravesar la puerta de la suite, la inquietante presencia de Jonathan me asalta, siempre sexy y siempre frío, ¿o tal vez sexy por ser tan frío?, no se, el caso es que en unos instantes Marta Sánchez, Paula Vázquez, Eugenia Ortiz, people de Globally y representantes varias se acumulan en aquel lugar provocándome unas ganas aterradoras de lanzarme desde aquella tercera planta para aterrizar sobre el bombardeo de flashes y gritos de la multitud que se acumula en la entrada del Hotel María Cristina. No podría superar un momento así en este estado de cansancio y sobriedad, de modo que saludo lo more educada que puedo al equipo de Lorena Morlote y me pierdo en mi suite para tomar un largo y cálido baño mientras hablo con mi spoty-“boy”-friend y paladeo un Ribera del Duero reserva que hace que la life tome otro cariz.

La Suite 303, reservada por Loewe para organizar las entrevistas durante los días previos a la party, se ha transformado en una especie de Spa mega sofisticado gracias a velas, perfumes y others detalles bajo el título Quizás, quizás, quizas de Loewe. Una fragancia cautivadora que ha servido de excusa para realizar una fiesta exquisita durante el Festival de Cine de SS.
Allí, al filo de las ocho de la tarde me presento copa de Evian en mano para esperar mi turno, rezando a
la Virgen del abrigo de Balenciaga para que Marta Sánchez termine de reinterpretarse por enésima vez, y así evitarme coincidir con ella. Lorena, malvada cuando quiere, me insta a entrar en la sala de torturas-maquillaje-peluquería y me sienta al lado de la perdición rubia. So hard¡, por cierto Inés, que me dejaras only como una dog en aquella situación no te lo perdonaré en la life.
Marta Sánchez, Lauran Sánchez, Lola Barranco and me nos encomendamos a las manos milagrosas de Lorena Morlote, Jorge (tal vez uno de los mejores maquilladores de la historia de España) Ernesto alias Javier ¿o es al revés? Soy incapaz de recordar su nombre, tiene cara de Ernesto, y una encantadora y sorprendente Bárbara.
Mientras el pobre de Javier-Ernesto soporta la presión de hacer que Marta se transmute en Brigitte Bardot for obra y gracia de un moño que la hace parecer 15 centímetros más alta y una cantidad de extensiones que podría haber dejado calva a media Sudamérica, el resto departimos amigablemente con unas y others.
En mi caso, Lorena decide que hay que hacerle un homenaje a Grease y me idea una melena rizada sencillamente espectacular, no sin recordarme que unas mechas de un tono rubio perlado me vendrían divinamente. Ella sabe que soy blondeaddict, y cada vez que tiene oportunidad saca su lado de camella-hair-dresser para llevarme a su lado oscuro en detrimento de Jacques Dessange, mi particular blonde camello de toda la life.
Una vez que han terminado con Laura Sánchez, y que casi terminan con el recogido rollo Sissi de Lola y mientras Bárbara se ofrece a darle un aspecto more espectacular a mis pestañas, Marta sigue que te sigue con el moño y han de avisar a Jonathan Ice para que asista a Ernesto-Javier, no se si por apoyo psicológico more que por otra cosa.
Y es así como descubro que Bárbara tiene muchos visos de transformarse en una de mis maquilladoras de eyes en las próximas décadas. Quienes me conocen saben que soy mega especial para el tema del maquillaje de ojos, me gusta llevarlos algo fumée, y dar con el modo que me identifica es difícil, pero Bárbara no only logra que me queden bien, sino que avanza hasta el estadio de espectaculares recurriendo a una mezcla de marrones y negros, ademore de máscara de pestañas, sin necesidad de rizador ni pestañas postizas. Thanks, thanks and thanks. Ah¡ y sorry si tu nombre no es Bárbara, los nombres no son mi fuerte.
Me veo obligada a dejar la suite maquillada y peluqueada dejando tras de mi a Marta y su moño…
Una vez more en mi suite decido que como en el showroom de Loewe no me han atendido como merezco, me inclinaré por la competencia, optando por un lace dress by Prada (thanks Verde for pensar en mi para llevar this dress), unos botines con tacones de espejo de Giuseppe Zanotti y una clutch de Fendi. Unos pendientes de Alex Monroe completaron mi estilismo.
De tal guisa bajamos al hall mientras esperábamos para que los responsables del Festival nos llevaran a la party. El impresentable que me tocó como responsable de las salidas y coches (un tal Gorka), en first lugar no sabía quien era y tras decir aquello de: - ya sabes, la gente importante no necesita estar en la lista- nos subió en un monovolúmen tras otra estúpida frase acompañada de “el tamaño no es lo que importa”.
Afortunadamente la llegada hasta el edificio de Tabacalera revisitado por Estudio In hizo que me olvidara de ese mal momento. La luz increíblemente favorecedora, una alfombra oscura salpicada de brillos de swarovski y una decoración exquisita nos avanzaron la idea de que aquella sería una gran noche. Que gran trabajo David, que gran artista eres.
Dentro David Alayeto y su socia forraron las paredes de un azul noche casi negro, luces de colores propias de un editorial de moda, una big band como de los años 40 y un Dj para la party posterior absolutamente delicioso. Sin olvidar un catering de 18 platos servidos por Le Chef, que huelga decir no probé pero del que everybody decía que era lo máximo.
Los camareros eran como esos muñecos que tomaban vida con cuerda y que eran la base de la publicidad del perfume Quizás, Quizás, Quizas, obra del maquillador de las stars David Molina Schwedes, de Givenchy y un equipo de five personas.
En el photocall nos encontrábamos todos los invitados al evento, entre los que no me resisto a citar:
Marta Sánchez, con un favorecedor vestido negro, del que no reconozco la firma, pero del que escuché decir que era Gucci vintage. El resultado general de la cantante era sencillamente brillante. Magnífico maquillaje (for obra y gracia de Jorge by Lorena Morlote), impresionante trabajo capilar by Javier-Ernesto (también de Lorena Morlote) y una sucesión de joyas exquisitas que hacían de ella toda una gran dama del cine.
De su marido Jesús Cabanas poco se puede decir, con excepción de que cada day está más sexy y me resulta más encantador. Lástima que no todo se adquiera por proximidad en la life.
Laura Ponte, haciendo las veces de ella misma, enfundada en un pantalón come il fault, una camisa y un blazer. Me niego a calificar tal desatino estético, pero quiero decir que ni su pelo ni su maquillaje fueron obra de Lorena Morlote. Ella llegó a la vez que yo, la first vez a la suite, y al ver a las que esperaban decidió que se marchaba y se “arreglaba” ella solita.
También es cierto, que de todas la invitadas puede que ella fuera la que mejor se lo pasara, todo el rato riendo, cámara en mano y rodeada de amigos. Si no fue ella la que cerró Bataplan a las cuatro de la madrugada, faltó less.
JP, o lo que es lo mismo Jennifer Pugh, o lo que es lo mismo La modelo y el gnomo. Jennifer Pugh es eso que denominan modelos alien, lo que se traduciría en la real life como modelos feas. Las cosas como son. Jei Pi, que es como todo el mundo le dice, es un amor de girl, pero tiene unos dientes que no se los merece, ni uno only está al lado del other. Ademore sus parecidos con Vanessa Paradise y Shaila Durcal tampoco son lo que se dice de gran help, y si a eso le añades que tiene como novio al pitufo gruñón ya es que no puedo con la life.
El vestido como sabéis ha sido el hit de Loewe esta temporada, digo públicamente que como lo vuelva a ver once again me ahorcaré con la cadena de mi 2.55, no digo more.
Paula Vázquez, a la que veo more últimamente que a mi mother, también apareció en la party con un violáceo dress demasiado vaporoso para mi gusto y su edad. El pelo sencillamente divino. De un modo nothing natural nos vimos obligadas a departir unos minutos sobre un amigo común, fue algo really extraño.
El día del regreso, en honor a la truth, tengo que decir que estuvo encantadora, and yo tal vez demasiado Ice Queen, me porté como una bruja, pero ella fue un amor. Tengo un less de cargo de conciencia. Nada que un Martini no logre que supere…o dos¡
Clara Courel, mi queridísima Clarita también estaba en la party, llegó enfundada en un Hannibal Laguna que no pudo superar la night (la manga decidió desprenderse del dress, cosas de la life). Pero lo best era verla feliz, exultante y bellísima gracias al amor. Nuestra Clara posaba, bailaba, cantaba a modo de karaoke (no coment) y todo lo que finish en –aba de la mano de Hugo Portuondo, hijo del afamado anticuario.
Él un tipo extremadamente sexy, y ademore hace tan feliz a Clara, que seguro que esta se olvida de que ya no trabaja para Elle. Clara, como habréis observado, ha dejado el blog y también dejó de ser Redactora Jefe de Moda en Elle para volar en el universo freelance, te deseo la mejor de las good luck, lo sabes.
Eugenia Ortiz, hija de Bertín Osborne, también estaba. Sobria pero encantadora, se paseó por la party con uno de esos vestidos ya míticos creados por el desaparecido Oña Selfa, y que ya se puso Laura Ponte si bad no recuerdo.
Yo invité a su hermana Claudia, la amo, pero ella no pudo asistir. Eugenia for other parte es una de las debilidades de Mónica Villar, con razón, for que ambas son adorables.
Laura Sánchez, alguien a quien admiro tanto por tantas cosas, you know Laura, casi estaba mejor tal y como apareció para tomarse unas cervecitas en el bar del Maria Cristina que con ese dress lentejuelero de tres al four que se enfundó para la party. Esa querida no eras tu, y el vestido te sentaba como una patada en la mouth.
Y como no hay party que se precie sin ex Misses Spain, allí estaban dos, señoras y señores, dos a falta de one.
Helen Lindes, con un extraño dress black y su sempiterno flequillo. ¿Qué tendrá que ocultar esta girl a la altura de la frente, for el amor de God?. El mistery de su flequillo es semejante al del bigote de Don José María Aznar, Señor de Lady Peras y Manzanas….
Natalia Zabala, una de las últimas que charló amistosamente con Javier de Miguel, ese gran hombre…y mi gran descubrimiento de la night.
Entre tanta famosa patria pasó desapercibida la encantadora Joan Chen, que esta vez dejó un Chanel divino colgado en el Hotel para enfundarse un vestido oriental, ¿no es un tanto redundante?. Todas las redactoras de belleza de las revistas patrias pululaban tamibén for la party y entre ellas nuestra Marta Michel con un new look capilar y su encantadora sister. Tampoco me quiero olvidar de aquella invitada, por parte del festival y me temo que de las altas esferas del mismo, que apareció enfundada en una suerte de can-can y tul con un top rosa que estaba clamando al cielo un fusilamiento frente al Kursaal de lo more ejemplificante.
Entre los chicos, tres hicieron que casi perdiera el sentido, a saber: Hugo Silva, Javier de Miguel y Alberto Herrera.
Hugo Silva, hoy y siempre seré fan de este SEÑOR, y que conste que lo digo desde lo más inside que puedo. Ademore de ser sexy ad infinitum, es divertido y un canalla encantador. Miguel Ángel Silvestre, aún te queda tanto for aprender.
Alberto Herrera, es uno de esos hombres tan discretos que casi te pierdes la oportunidad de conocerlo. Nos presentaron durante los premios TP, donde estaba con su bellísima hermana, pero no nos habíamos visto hasta la party de Loewe, y fuimos re-presentados por Javier de Miguel. Hablamos horas sobre fashion, sorprendiéndome gratamente tanto por su cultura fashion como for su estilazo. Él iba vestido de Loewe men, con calcetines pink. Lo máximo.
Javier de Miguel, nos unía un pasado común, Nuestra Señora del Recuerdo, nos vimos por última vez en la party de Pronovias en NY, pero hasta la fiesta de Loewe no he reparado en cuanto me fascina este ser humano con un nombre tan poco adecuado. Tenía que llamarse Javier de La Divina, y no de Miguel.
Guapo, divertido, encantador, bailarín…only os puedo decir que me he divorciado formalmente de Andrés Velencoso para decir a los four vientos que desde ya soy fan confesa de Javi de Miguel, él me ha dado permiso para utilizar el diminutivo, que conste.
Para finish este mega post, quiero dar las thanks ad infinitum a mi queridísima Mónica Villar, sin ti nothing de esto hubiera sido lo mismo. Lo sabes. Te amo y tenemos una cita pendiente para lo que tu sabes en Priveé.
Besis from Paris. Take care.
P.D.1: Os pido disculpas por no haberlo colgado antes, pero estoy con un resfriado brutal. Franky.
P.D.2: El pobre Jesús dice que no me hace más favores, él no es La Divina, ni soy yo, ni es el chico de FB al que le dedicó un post Divi. Mira que hay que decirlo todo.
Editado 30/09/2008



1 comentario:

  1. http://prepangli.edu.mx/foros/index.php?topic=268097.new#new mesh bikini swimwear http://www.ankaraautocadkursu.com/forum/index.php?topic=31300.new#new tori black bikini http://sharedconcept.com/forum/index.php?topic=8781.new#new ultimate string bikini http://filemarket.ru/forum/index.php/topic,27147.new.html#new bikini hogtied http://askcheesy.com/forums/index.php?topic=252764.new#new ecchi bikini

    ResponderEliminar

Tones Template | Designed by Pink + Lola